En medio de las preocupaciones por el avance de Rusia y del régimen chino en la zona, Estados Unidos enviará a instalarse allí a Jim DeHart, un diplomático de carrera.

Redacción BLes– La administración Trump, con la misión de desarrollar un papel más importante en la zona del Ártico y mitigar la creciente influencia de Rusia y el régimen chino, ha nombrado a un enviado especial que ocupará el cargo de Coordinador de los Estados Unidos para la Región del Ártico. 

Según informó el Departamento de Estado, Jim DeHart dirigirá y coordinará la formulación de políticas y el compromiso diplomático en asuntos relacionados con el Ártico para promover los intereses de los Estados Unidos en la región, relacionados con la seguridad, la economía sostenible, el crecimiento y la cooperación entre los Estados del Ártico, para apoyar y fortalecer el orden en la región basado en normas.

El nombramiento de Jim DeHart se produjo solo una semana después de que el Secretario de Estado Mike Pompeo prometiera un mayor compromiso de los Estados Unidos en el Ártico, en una visita a Dinamarca.

Estados Unidos abrió un consulado en el territorio danés semi autónomo de Groenlandia, a principios de este año, como parte de su nueva estrategia ártica.

“Estados Unidos desempeña un papel de liderazgo crítico en los asuntos del Ártico dentro de la comunidad internacional y sigue comprometido a garantizar una región pacífica donde se protejan los intereses de los Estados Unidos, la patria esté protegida y los Estados del Ártico trabajen cooperativamente para abordar desafíos compartidos (…) El nombramiento de Jim DeHart reafirma el compromiso de los Estados Unidos con esa misión”, dijo Mike Pompeo en un comunicado de prensa.

DeHart es un funcionario del servicio exterior de los Estados Unidos desde hace 28 años, recientemente se desempeñó como asesor principal para negociaciones y acuerdos de seguridad. También realizó tareas diplomáticas en Noruega, que tiene amplios intereses en el Ártico.

En una entrevista que brindó a WSJ DeHart dijo: “La gente mirará hacia atrás este verano como un punto clave en nuestro compromiso diplomático, nuestro enfoque hacia el Ártico, y creo que el comienzo de lo que será un esfuerzo sostenido integral con todas las herramientas y palancas que tenemos”.

DeHart citó como uno de los principales factores para la reincorporación a la región los cambios ambientales que están haciendo que la zona ártica sea más accesible.

“El retroceso del hielo marino abre nuevas oportunidades para nuevas rutas marítimas, oportunidades de transporte, oportunidades para la extracción de recursos, potencial de extracción de fondos marinos, todo tipo de nuevas oportunidades, también turismo”, dijo DeHeart. Y agregó: “El otro factor importante es una “situación geopolítica en evolución”.

Dijo que Rusia, ha estado cada vez más activa en la zona, incluso generando una amenaza desde una perspectiva de seguridad con el desarrollo de las capacidades de sus fuerzas armadas en la región.

También dijo que China, no es una nación ártica, pero también se está volviendo cada vez más activa allí. Con intenciones claras de expandirse e invertir en la zona.

Finalmente se mostró preocupado por esta situación, entendiendo que el régimen chino puede abordar sus actividades en el Ártico sin respetar los principios que allí prevalecen, de transparencia, buen gobierno, protección y apoyo a las comunidades locales, etc. teniendo en cuenta sus avances en otras partes del mundo.

En contraste, DeHart dijo que Estados Unidos quiere allí una región pacífica y sin tensión, pero con crecimiento económico y desarrollo.

Andrés Vacca – BLes.com