Redacción BLes – El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS) envió a los niños afganos evacuados sin familiares adultos a los refugios del gobierno.

El HHS dijo que al menos 34 niños afganos evacuados de Afganistán a Estados Unidos habían sido designados como menores no acompañados, y las autoridades de inmigración estadounidenses enviaron a algunos de ellos a refugios supervisados por el HHS como jóvenes inmigrantes indocumentados, informó CBS News el viernes 27 de agosto.

Funcionarios del HHS dijeron que algunos de los menores afganos no acompañados se reunieron posteriormente con sus familias, que también habían sido evacuadas a EE.UU. Sin embargo, algunos otros viajaron con miembros adultos de la familia que no eran padres, lo que los convierte en “niños extranjeros no acompañados” según la ley estadounidense.

Otros niños evacuados a suelo estadounidense sin familiares permanecen bajo la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del HHS hasta que las autoridades encuentren patrocinadores adecuados o los menores cumplan 18 años.

El HHS dijo que los niños no acompañados no representan una “parte significativa de las llegadas afganas”.

El presidente Joe Biden declaró la semana pasada a ABC News que su administración quiere sacar de Afganistán a entre 50.000 y 65.000 civiles afganos y sus familias tras la toma de posesión por los talibanes del gobierno afgano respaldado por Estados Unidos.

A medida que la administración realiza más esfuerzos para evacuar y reasentar a los refugiados afganos, es probable que aumente el número de niños no acompañados procedentes de Afganistán.

La CBS citó a dos fuentes que afirman que los funcionarios de la agencia estadounidense para los refugiados han dicho a los operadores de los refugios que se preparen para la llegada de más menores no acompañados procedentes de Afganistán.

Krish O’Mara Vignarajah, presidente de la agencia Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados, dijo que si los niños afganos no acompañados no tienen familiares en Estados Unidos, deben ser colocados en programas de acogida a largo plazo en lugar de en grandes albergues.

Los niños afganos designados como menores no acompañados no tienen todavía un estatus legal permanente porque entran en Estados Unidos a través de la “libertad condicional humanitaria”, una herramienta de inmigración que permite al gobierno admitir a inmigrantes que no tienen visados. El permiso de residencia permite a los beneficiarios permanecer en Estados Unidos temporalmente, pero no les proporciona la residencia permanente.

Según la CBS, los menores afganos no acompañados que puedan reunirse con sus padres podrían obtener la residencia en Estados Unidos a través de las peticiones de sus familias para programas de inmigración específicos, como los visados especiales para inmigrantes. Pero los que no tengan familia en Estados Unidos tendrán que buscar otras vías de inmigración, como el asilo, para permanecer en el país.

Dan Knight – BLes.com