Redacción BLes – En una polémica decisión la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos amplió la capacidad de los ciudadanos para demandar a la policía por exceso de fuerza, dado que antes era indispensable que hubiera una requisa, pero ahora este requisito desapareció. 

En esta ocasión el juez conservador, Neil Gorsuch, discrepó del veredicto de sus colegas al argumentar que un “decomiso” bajo lo estipulado por la Cuarta Enmienda de la Constitución, siempre se ha definido como “tomar posesión de alguien o algo”, según Reuters del 25 de marzo.

Gorsuch hacía referencia a la conclusión expuesta por el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, en el fallo de acuerdo con la cual: “Sostenemos que la aplicación de fuerza física sobre el cuerpo de una persona con la intención de retenerla es una requisa incluso si la persona no se somete y no es sometida”.

En otras palabras, que para demandar por exceso de fuerza no es necesario que el demandante sea detenido físicamente por las fuerzas del orden.

“Ese punto de vista es tan erróneo como novedoso”, escribió Gorsuch, quien junto con otros dos de los jueces estuvieron en contra al celebrarse la votación, que resultó con cinco jueces a favor. La juez Amy Coney Barrett no participó de las discusiones sostenidas en octubre, por lo que no votó.

Esta ampliación del concepto de exceso de fuerza, se aplicó en el caso presentado por Roxanne Torres, quien ahora puede proseguir con su demanda en la que acusa a dos agentes de la Policía Estatal de Nuevo México.

Torres inició su caso contra Richard Williamson y Janice Madrid, señalándolos por violar la prohibición de la Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos sobre registros y requisas ilegales, a pesar de que ella no había sido detenida inmediatamente, o incautada, en el incidente.

Le recomendamos:

El encuentro de Torres con la policía tuvo lugar en el 2014, cuando se hallaba en un estacionamiento y huyó en su auto cuando se acercaban los dos policías. Estos le dispararon y la hirieron dos veces.

Cuando ella acudió al hospital para ser curada fue detenida. Posteriormente presentó su demanda contra Williamson y Madrid, que fue desestimada por dos tribunales inferiores justamente porque no hubo detención, tras lo cual apeló ante la Corte Suprema.

Con este veredicto la Corte Suprema parece hacerse eco de las reclamaciones contra la policía, hechas a través de los disturbios ocurridos por la muerte del afroamericano George Floyd el año pasado.

Por otro lado, coincide con los puntos de la agenda izquierdista que intenta debilitar la aplicación de la autoridad policial, con la polémica iniciativa de desfinanciarla.

José Hermosa – BLes.com