Redacción BLes– El Departamento de Policía de Los Ángeles ha ignorado más de 25.000 solicitudes de las autoridades federales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), para entregar a inmigrantes ilegales después de que hayan sido arrestados por la policía local por delitos varios. Los datos fueron publicados recientemente por Fox News.

Tal como indica el ICE en su página web, según la legislación federal vigente, que regula el trabajo en conjunto entre esa agencia de Seguridad Nacional y los departamentos de policías locales, cada vez que la policía local apresa a un inmigrante ilegal, debería de forma inmediata entregarlo a la custodia del ICE antes de dejarlo en libertad.

Según se detalla, el procedimiento sería el siguiente: 

  • Notificar a ICE lo antes posible (al menos con 48 horas de anticipación, si es posible) antes de que el extranjero sea liberado de la custodia;
  • Mantener la custodia del extranjero por un período que no exceda las 48 horas más allá del tiempo en que hubiera sido liberado, para permitir que el ICE asuma la custodia

Este procedimiento no se estaría cumpliendo en forma debida, y el peligro para lo sociedad es grande si tenemos en cuenta que según las estadísticas del ICE, los criminales inmigrantes ilegales liberados tienen una tasa de reincidencia del 46%.

El alguacil Alex Villanueva de Los Ángeles, hogar del sistema carcelario más grande de Estados Unidos, anunció que su departamento dejaría de transferir incluso a los delincuentes más peligrosos en la cárcel del condado de Los Ángeles al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

En su explicación, Villanueva dijo que tiene conocimiento del millón de residentes inmigrantes que habitan en Los Ángeles, y que también está al corriente del miedo que tienen para denunciar delitos a la policía, porque podría significar ser enviados de regreso a su país de origen.

“Como alguacil del condado de Los Ángeles, soy responsable de la seguridad pública de todos, independientemente del estado migratorio”, dijo Villanueva en un comunicado . “No permitiré que todo un segmento de la población tenga miedo de denunciar delitos a las fuerzas del orden y se vea obligado, nuevamente, a las sombras”.

El principal funcionario de ICE, Henry Lucero, que supervisa los arrestos de inmigrantes ilegales dentro de los Estados Unidos se mostró furioso por los comentarios de Villanueva durante una entrevista con el Washington Examiner. Aseguró que se trataba de una simple táctica, de por sí falsa, destinada a amedrentar a los residentes locales con la intención de desinformarlos sobre cómo opera el ICE.

“Como agencia federal de aplicación de la ley, ICE apoya a todas las personas que denuncian delitos independientemente de su estado migratorio en los Estados Unidos”, dijo Lucero.

El funcionario del ICE agregó que la verdadera amenaza la padecen los 10 millones de residentes del condado de Los Ángeles que podrían ser víctimas de la liberación de criminales extranjeros de alta peligrosidad por parte del alguacil Villanueva. 

Villanueva, tal como publicó en el comunicado oficial, inicialmente impuso una moratoria sobre las transferencias de inmigrantes ilegales criminales en su cárcel al ICE en abril, utilizando como pretexto la amenaza que representa el traslado de presos de una instalación a otra en medio de la pandemia del virus del PCCh. 

Ahora el ICE tendrá que obtener una orden judicial para cualquier persona que desee transferir a su custodia, en lugar de una solicitud de detención de inmigración civil como era anteriormente.

Andrés Vacca – BLes.com