Redacción BLes – El viernes 27 de agosto, las autoridades de Missouri anunciaron una operación oficial de emboscada contra una red de trata de personas de varios estados, deteniendo a más de un centenar de individuos.

Al finalizar la operación, los funcionarios detuvieron a 102 individuos y rescataron hasta 47 víctimas, entre ellas trabajadoras sexuales y dos menores.

Según informó el fiscal general del estado, Eric Schmitt, en un comunicado, la mayoría de las detenciones se produjeron entre la noche del jueves y la mañana del viernes, tras una investigación de varios meses.

Al parecer, Kentucky fue el estado con más delincuentes y víctimas, ya que más de la mitad de las detenciones (46) procedían de allí, y 21 víctimas fueron rescatadas. Los dos menores rescatados también eran de esta zona.

A la “Operación Frente Unido” se sumaron agentes de Missouri, Illinois, Iowa, Kentucky, Minnesota, Nebraska, Dakota del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Wisconsin y Dakota del Sur.

Los agentes revelaron que se harían pasar por víctimas y se unirían a citas concertadas con compradores o traficantes para identificarlos.

También trataban de establecer comunicación con las víctimas o con los objetivos de los delincuentes y los rescataban.

Cada estado realizaba actividades por separado y compartía información con el resto del equipo.

“La Operación Frente Unido fue una operación de trata de personas sin precedentes que reunió a los organismos encargados de la aplicación de la ley de diferentes jurisdicciones, algo que rara vez ocurre”, dijo Schmitt con orgullo.

“Cuando todos nos unimos, podemos influir en el cambio y luchar más eficazmente contra la trata de seres humanos, un delito que suele ser de naturaleza multijurisdiccional”, continuó.

Según Schmitt, esta investigación fue solo uno de los varios procesos de larga duración que requiere este tipo de delito, y que operaciones como “Frente Unido” continuarán en el futuro.

Laura Enrione – BLes.com