La embajada de EEUU en La Habana, Cuba, anunció en un comunicado y sus cuentas en redes sociales un incremento de patrullajes fronterizos aéreos y marítimos para contener la migración que viene desde la isla y otros puntos del Caribe hacia el territorio estadounidense.

“La migración marítima ilegal es siempre peligrosa y muy a menudo mortal”, se lee en un mensaje publicado por la sede diplomática en su cuenta de la red social Twitter.

“Nuestra máxima prioridad es evitar la pérdida innecesaria de vidas. Estamos aumentando nuestras patrullas por tierra, aire y mar, de día y de noche”, agrega uno de los textos.

Gobierno de EEUU

A su vez, el gobierno de EEUU emitió un comunicado indicando que la Fuerza de Tarea Conjunta de Seguridad Nacional –Sureste (HSTF-SE) “incrementó su postura operativa y aumentó su preparación para afrontar un aumento reciente en la migración marítima irregular que se origina en las Bahamas y Cuba a través del Estrecho de Florida, desde Haití a través del Paso de Los Vientos, y desde la República Dominicana a Puerto Rico a través del Paso de la Mona”.

En agosto, se reportó que desde octubre un récord de 178,000 migrantes cubanos han entrado al país, sobre todo a lo largo de la frontera sur, entregándose a los agentes de Aduanas y de la Patrulla Fronteriza después de cruzar ilegalmente el Río Grande o de saltar la valla fronteriza, en lugar de por los pasos fronterizos autorizados.

Patrullaje las 24 horas

La Fuerza de Tarea Conjunta de Seguridad Nacional (HSTF-SE) es un grupo interagencial que funciona de forma permanente y está dirigido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). La embajada de EEUU en La Habana explicó que este grupo es responsable “de disuadir, prevenir y responder a la migración marítima ilegal bajo la ‘Operación Vigilant Sentry’”.

Agrega que los principales objetivos de la HSTF-SE “son evitar la pérdida de vidas en el mar e interrumpir la migración ilegal marítima utilizando las fuerzas de DHS, reforzadas por otros activos marítimos, aéreos y terrestres, también utilizando capacidades federales, estatales y locales”.

El Contralmirante Brendan C. McPherson, comandante del Séptimo Distrito de la Guardia Costera y director del HSTF-SE, explicó que los contrabandistas «embaucan de manera rutinaria a los migrantes vulnerables para obtener lucro mientras ponen en riesgo sus vidas a bordo de embarcaciones sobrecargadas y no aptas para navegar. Estos viajes de alto peligro no deben intentarse. La migración legal, organizada, y segura salva vidas”, dijo.

Cuba está sumida en su peor crisis política y económica desde el colapso de la Unión Soviética en 1991, su antiguo aliado estratégico, hace más de 30 años. Mientras lucha por recuperarse de la pandemia de covid-19 que puso en jaque su economía dependiente del turismo, también se enfrenta al creciente descontento de los jóvenes cubanos, que no ven ningún futuro bajo el comunismo y se arriesgan a perder sus empleos o a acabar en la cárcel si se quejan.

Fuente: miamidiario.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.