Redacción BLes– Un oficial de la policía de Nueva York, detenido bajo el cargo de espiar para el Partido Comunista de China (PCCh) sigue retenido, a pesar de la fianza de 1 millón de dólares concedida por un juez federal de EE. UU.

Sobre el policía, de ascendencia tibetana, Baimadajie Angwang, también pesan los cargos de actuar como agente de un gobierno extranjero, obstrucción a la justicia, fraude electrónico y por hacer declaraciones falsas, según New York Post del 2 de octubre. 

“Estoy dispuesta a liberar al Sr. Angwang con una fianza de 1 millón de dólares asegurada por los miembros de su familia que son residentes, así como por todas sus firmas”, dijo la jueza federal de Brooklyn Lois Bloom

No obstante, el fiscal federal, Michael Keilty, argumentó un “grave riesgo de fuga”, y apeló de inmediato la decisión de la jueza Bloom, impidiendo la liberación de Angwang. 

“Todo lo que tiene que hacer es atravesar ese túnel, cruzar ese puente, entrar en uno de esos edificios y nunca más podremos atraparlo. Se ha ido”, sustentó Keilty al dar la ubicación del consulado del PCCh en Manhattan, donde Angwang podría solicitar asilo y evitar el juicio que le espera. 

Angwang está involucrado en el espionaje de los partidarios del movimiento libre del Tíbet, y de entregar los informes al PCCh, desde el 2018, de acuerdo con el informe de los fiscales, señala Fox News.

El PCCh es acusado de represión y de otras violaciones de los derechos humanos de los tibetanos y de otras etnias minoritarias en China.  

De acuerdo con la información suministrada por el ex jefe de contrainteligencia de la CIA,  James M. Olson, el PCCh ha redoblado sus esfuerzos para reclutar espías entre los chinos que habitan en Nueva York.

“China tiene múltiples espías trabajando en un proyecto particular. Así que [un agente] puede estar obteniendo pequeñas piezas de información, que parecen intrascendentes, pero son parte de un plan más grande”, explicó Olson acerca de las estrategias utilizadas por el PCCh.  

Olson también calcula que los agentes del PCCh en Nueva York podrían ser unos 100, siendo muy conservadores en la estimación. 

Para el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, los agentes del PCCh en Nueva York conforman el mayor centro de espionaje. 

“Están involucrados en actividades en las que cruzan la línea de la diplomacia normal a la clase de cosas que serían más parecidas a lo que hacen los espías”, declaró Pompeo para New York Post. 

Jose Hermosa– BLes.com