El Gobierno colombiano acordó enviar 14000 militares a la frontera con Venezuela luego de conocer detalles de un segundo atentado que se estaría fraguando contra Iván Duque y tras adjudicarse el Bloque Magdalena Medio de las FARC el ataque al helicóptero presidencial el pasado 25 de junio

“Al presidente Iván Duque lo quieren asesinar a como dé lugar”, asegura la revista Semana. Esa hipótesis explica que el Gobierno colombiano ordenara la movilización de 14000 efectivos del Ejército al departamento Norte de Santander, muy cerca de la frontera con Venezuela, para hacer frente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ante sus amenazas de atacar nuevamente al presidente Duque.

Con ese contingente se conformará el Comando Específico del Norte de Santander y el Plan Especial de Seguridad para Cúcuta que enfrentarán los planes de la guerrilla, cuyo blanco es Duque. Así lo reveló el ministro de Defensa, Diego Molano, al divulgar detalles de un segundo atentado que fraguaban los insurgentes.

Esta vez, a Duque lo atraerían a la frontera con un conflicto. El plan consistía en motivar su movilización por vía aérea hasta el Norte de Santander con otro atentado contra el Comando de la Policía de la zona mediante un carro bomba con explosivos lanzados desde rampas fijas, ubicadas a 200 metros de la instalación y el ataque a la Seccional de Investigación Criminal (SIJIN), del sector Corral de Piedra, en Cúcuta, con explosivos llevados desde Tibú a esa ciudad del Norte de Santander.

De esa manera, se perpetraría el atentado denominado “Objetivo Colombia 6”. El arsenal estaba listo. El material se almacenó en una chatarrería y alcanzaría para activar también carros bomba en la sede de la Fiscalía y el Palacio de Justicia, en Cúcuta. Un bus o un vehículo de alta gama, con placas venezolanas, servirían para la detonación. Incluso, se preveía un ataque con un dron al cuerpo de élite de la Policía, ubicada en Tibú, para lo cual «ya habían comprado unos aparatos y estaban ya en pruebas».

Confesiones delatadoras

Las autoridades colombianas obtuvieron esta información a través de las declaraciones de algunos de los capturados por el atentado contra la 30ª Brigada del Ejército en Cúcuta y el ataque al helicóptero de Iván Duque el pasado 25 de junio.

Actuarán con “contundencia y no habrá escondedero al que no logremos llegar” es la sentencia del ministro de defensa, Diego Molano desde Twitter.

Desde Venezuela

La guerrilla desafía las acciones del Gobierno de Iván Duque. El Bloque Magdalena Medio de las FARC se adjudica en un video divulgado en redes sociales no solo el atentado contra el presidente sino además anuncia más ataques.

Con el audiovisual dejan sentado que salieron de sus filas los seis disparos que impactaron el helicóptero presidencial –en el que viajaban Duque, dos de sus ministros y varios funcionarios regionales– cuando se aproximaba a Cúcuta, capital de Norte de Santander y zona fronteriza con Venezuela, procedente de la localidad de Sardinata, en la región del Catatumbo el mes pasado.

También le recomendamos: “Ciberpandemia”: Los planes perversos que tienen en mente los globalistas del Foro Económico Mundial (Video)

Ad will display in 09 seconds

Sobre este hecho se sabe que “Andrés Fernando Medina Rodríguez, capitán pensionado del Ejército colombiano, conocido como ‘El Capi’ diseñó y ejecutó el atentado del 25 de junio contra el helicóptero del presidente Iván Duque, así como el ataque 10 días antes con un carro bomba contra un vehículo en la sede de la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta, donde había personal militar de Estados Unidos, y resultaron heridas 36 personas”.

Medina no es cualquier funcionario. Es un militar con alta formación y piloto de helicópteros, y se retiró en 2016 después 12 años en servicio con “licencia sanitaria”.

Detenidos bajo investigación

En total, ya hay 10 «disidentes» de las FARC detenidos, revela El Mostrador. Las capturas se ejecutaron en Cúcuta, en el corregimiento (pueblo) de La Gabarra, en Tibú, norte de Santander y Zulia (estado venezolano limítrofe).

Tener territorio vecino entre los lugares de las aprehensiones es un indicativo para el ministro de Defensa, Diego Molano, de que «este atentado contra el presidente y contra la Brigada 30 fue planeado desde Venezuela». Molano condena al régimen de Nicolás Maduro por albergar a “terroristas» que planean ataques contra «la institucionalidad colombiana».

El «material de prueba y evidencia técnica» apuntan al Frente 33 de las «disidencias» de las FARC, que están lideradas por alias «Jhon Mechas», radicados en el país vecino, lo cual niega el régimen venezolano.

Gabriela Moreno – Panampost.com