Redacción BLesLa empresa encargada de contar los votos de la elección presidencial en EE. UU, a través de sus máquinas, Dominion Voting Systems, demandó a la abogada, Sidney Powell, por difamación y exigió una indemnización por 1.300 millones de dólares.

Tras argumentar que fue objeto de un “daño sin precedentes” por las demandas de Powell y sus aliados, el CEO de Dominion John Poulos dijo que no descartaba demandar también al presidente estadounidense, Donald Trump, según Axios del 8 de enero. 

También contempla como posibles demandados a los medios Fox News, Newsmax y One America News.

Dominion exigió inicialmente a Powell que se retractara de las afirmaciones en su contra, a lo cual esta reiteró que tal cosa no podría ser, y después de la demanda sostuvo la veracidad de las acusaciones.

“La demanda de Dominion contra mí y DefendingTheRepublic.org es infundada y presentada para acosar, intimidar y agotar nuestros recursos mientras buscamos la verdad del papel de Dominion en esta elección fraudulenta”aclaró Powell.

Y agregó: “No nos acobardaremos en el ejercicio de nuestros derechos de la 1ª Enmienda o en la búsqueda de la verdad”, 

Numerosas investigaciones señalaron a Dominion en manejos turbios del conteo de los votos, y varias de sus afirmaciones fueron desmentidas a la luz del público como la de que sus máquinas no se conectaban a Internet, pero el texto de sus contratos dice que sí.

En una de las audiencias públicas un experto en sistemas incluso alcanzó a hackear una de las máquinas, demostrando que sí era posible la infiltración desde el extranjero, aumentado las posibilidades de que el Partido Comunista de China, Rusia, Irán e Italia hayan falsificado los resultados.

Le recomendamos:

También afirmaron los administradores de Dominion que los sistemas de sus máquinas no podían ser alterados por las personas que las operaban durante el conteo de los votos, lo cual también resultó falso.

Por otro lado, aunque aseguraron que no compartían software con la empresa Smartmatic, a la que está vinculado el millonario financiador de los movimientos izquierdistas del mundo, George Soros, el CEO, Lord Mark Mallow-Brown, lo había confirmado, de acuerdo con una entrevista tomada en Filipinas. 

Adicionalmente, Powell informó que Dominion enviaba los datos captados por las máquinas durante el conteo de voto, a un servidor ubicado en Frankfurt, Alemania, donde se alteraban los datos aumentando los votos del candidato demócrata presidencial Joe Biden, para que engañara a los estadounidenses como el ganador legítimo.

A pesar de las evidencias, los tribunales no admitieron muchas de las demandas, y los casos que no fueron rechazados están pendientes por resolver.

No obstante la designación del presidente electo, Joe Biden, no significa que no sigan los procesos y que eventualmente se confirme el controvertido rol de  Dominion en la desviación de los millones de votos de que se le acusa. 

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.