Redacción BLes.com – El octavo director del FBI, Christopher Wray, dio un discurso y contestó preguntas en el Instituto Hudson sobre la amenaza china, la mañana del 7 de julio.

Presentado por Walter Mead, profesor de Relaciones Internacionales y Seguridad Nacional del instituto, en su discurso de aproximadamente media hora, Wray hizo una presentación comprensiva sobre las tácticas usadas por el PCCh en el ámbito económico, político y de seguridad. Los principales temas sobre los que habló fueron: ataques cibernéticos militares y no militares, el programa La Caza del Zorro, Huawei, los Institutos Confucio y el robo de propiedad intelectual en el ámbito de la agricultura, entre otros. La transmisión del evento estuvo a cargo de C-Span.

Wray expresó que era la primera vez que el FBI hace una presentación pública tan detallada sobre el impacto que ha tenido China en los Estados Unidos. En este aspecto, dijo que el robo de la propiedad intelectual de China es de “una escala tan masiva que representa una de las transferencias de riquezas más grandes en la historia humana”.

La máxima autoridad del FBI hizo una importante aclaración al comienzo de su discurso, separando tajantemente el gobierno chino, el Partido Comunista, de los chinos, de los chinos americanos y de China en sentido general.

Ataques cibernéticos

Wray dijo: “Y en este preciso momento, China está trabajando para poner en riesgo organizaciones sanitarias, compañías farmacéuticas, e instituciones académicas americanas que están realizando investigaciones esenciales sobre el COVID-19.” Expresó que no es raro que casi al día siguiente que una compañía americana hace un anuncio sobre algún avance importante sobre el COVID-19, llueven los ataques cibernéticos.

La Caza del Zorro

Creado como una campaña para luchar contra la corrupción, el FBI descubrió que en realidad Beijing lo usa para perseguir disidentes, adversarios políticos, y críticos del régimen, tanto dentro como fuera de China.

Muchas de estas víctimas viven en los Estados Unidos. Cuando no pueden localizar al individuo, buscan a sus familias, las amenazan y presionan. Wray mencionó el caso de un residente de los EE. UU. a quien no podían localizar, entonces le dijeron a su familia: o vuelve a China como corresponde, o comete suicidio. Han llegado incluso a arrestar a sus familiares en China continental para ejercer presión sobre ellos.

“Aprovecharé esta oportunidad para señalar: si tú crees que el gobierno chino te está buscando, que eres una potencial víctima de la caza del zorro, por favor, contacta a tu oficial local del FBI.”

Influencia en el ámbito político y académico

Wray habló de la táctica del “intermediario” usada por el PCCh. En un ejemplo que dio, habló sobre cómo el amigo de un senador, se acerca y trata de persuadirlo a que no hable mal del PCCh por lo de Hong Kong, que se retracte. Al ser alguien conocido, alguien en quien confía, ciertamente lo va a escuchar. El PCCh se desvaina los sesos para encontrar a esas personas, personas allegadas a sus objetivos; es una táctica indirecta, muy efectiva.

“Hemos llegado a un punto en que el FBI ahora, tiene que abrir una investigación de contra inteligencia cada 10 horas. De las 5000 investigaciones de contrainteligencia en el país, casi la mitad están relacionadas con China,” agregó Wray.

Robo de propiedad intelectual

EE.UU. es líder mundial en innovación agrícola. El FBI incluso ha llegado a encontrar chinos cavando para sacar semillas de campos americanos, o arrestado a chinos con semillas en sus mochilas. Estas semillas son el producto de años de investigación, modificación genética. Una vez en China, realizan la ingeniería inversa para descubrir los secretos detrás de las mismas.

Redacción BLes.com – Álvaro Colombres Garmendia