Varios diputados de Voluntad Popular solicitaron la expulsión de otros miembros del partido por confabular con el chavismo, según reveló un documento filtrado del Comité de Relaciones Internas del partido de Guaidó.

Miembros del partido Voluntad Popular de Juan Guaidó solicitaron la expulsión de varios diputados colegas del mismo espacio pertenecientes a la Asamblea Nacional, según reveló un documento filtrado por el canal Factores de Poder en su programa Contra Poder 3.0

La información gira entorno a la investigación de que varios diputados de Voluntad Popular han entregado lo que en Venezuela se conocen como “cartas de buena conducta”, que les permiten a involucrados en lavado de activos no ser investigados por tribunales internacionales.

El documento filtrado fue firmado a principios de junio por Mariana Campos Villalba, Marcos Carillo, Eduardo Noguera, José Alberto Perdomo y Gustavo Luis Velásquez B., miembros activos de Voluntad Popular, solicitando la remoción de los diputados Richard Arteaga, Guillermo Luces, Fredy Superlano, Sergio Vergara, Gilber Caro, Ismael León y el Coordinador Político, Emilio Graterónpor irregularidades e implicaciones dentro de casos de corrupción con el chavismo.

Todos estos diputados apuntados son miembros de la Comisión de Controlaría de la Asamblea Nacional de Venezuela, quien se encarga de velar por la transparente administración de los recursos nacionales y tienen la potestad de entregar estas “cartas de buena conducta“.

Los diputados denunciantes son parte del Comité Interno de Resolución de Conflictos de Voluntad Popular, que justamente estaban evaluando las denuncias de corrupción en contra de los diputados que aparecen denunciados en el documento. El Comité informó a Leopoldo López, Juan Guaidó y demás altos dirigentes del partido, avisándoles de este documento.

Hasta la fecha, la dirigencia de Voluntad Popular todavía no tomó cartas en el asunto y todos los diputados que entregaron estos “salvatajes” permanecen en su puesto.

Lo más sospechoso es que la entrega de estas cartas fueron posteriores a las decisiones de la justicia estadounidense, por lo que no hay mucho “margen de error” al que puedan aducir los diputados en cuestión de Voluntad Popular.

Además, se descubrió que en 2018 el vicepresidente de la Asamblea Nacional y miembro fundador de Voluntad Popular, Freddy Guevara, le había entregado una de estas “cartas de buena conducta” a Alex Saab, conocido testaferro de Nicolás Maduro y que se encuentra actualmente detenido por el FBI en una prisión de máxima seguridad en Estados Unidos.

Saab además tiene lazos con entidades que sirven para el blanqueo de dinero, terrorismo y narcotráfico, y se encontraba regresando de un viaje a Irán cuando fue capturado.

Fuente: La Derecha Diario.