Redacción BLes – Con el avance de la tecnología 5G, China está cada vez más cerca de dominar el mercado de las telecomunicaciones, principalmente a través de su principal proveedor a nivel mundial, la multinacional Huawei, que en varias ocasiones ha sido señalada de ser cómplice del régimen comunista chino.

En el afán por implementar una red global que permita un uso de Internet mucho más rápido, la influencia y el alcance que está consiguiendo la tecnología 5G se ha vuelto un tema que preocupa cada vez más a los Estados Unidos, que ha catalogado a la presencia de la empresa Huawei como una amenaza para la seguridad nacional.

“Decir que no trabajan con el gobierno chino es una declaración falsa”, señaló el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo en relación con la multinacional china, para luego añadir: “La ley china le exige que haga eso. (…) El CEO de Huawei al menos no dice al pueblo estadounidense la verdad ni al mundo”.

Por otro lado, la compañía además ha recibido serios señalamientos en materia de derechos humanos por su rol como proveedor técnico de la oficina de seguridad pública de Xinjiang, la cual se ha encargado de reprimir a las minorías musulmanas Uigures.

En ese sentido, los esfuerzos de los Estados Unidos por alertar a sus aliados sobre los riesgos que supone establecer un contrato formal con la compañía china han sido constantes, y un claro ejemplo de ello han sido las advertencias al Reino Unido de Boris Johnson para abstenerse de implementar el servicio de la red móvil en ese país por las amenazas de espionaje que implica. 

Pese a que Reino Unido optó por incluir parte del sistema 5G en el país instalando redes, Estados Unidos aún continúa con su propósito de alertar sobre los riesgos de hacer tratos con el gigante tecnológico chino.

De acuerdo con el columnista del Washington Post, Josh Rogin, Pompeo y el secretario de Defensa, Mark Esper, planean este fin de semana dar un discurso en la Conferencia de Seguridad de Múnich, una reunión diplomática de alta importancia para el continente europeo en donde se espera tener a China como uno de los temas a tratar.

Los miembros del gabinete de los Estados Unidos esperan entregar un mensaje “claro” y “cuidadosamente controlado” a la audiencia europea para que tengan presente los riesgos que representa construir las redes de telecomunicaciones 5G.

“Una gran delegación bipartidista del Congreso de los EE.UU., consciente de que las relaciones del equipo Trump con algunos socios europeos son tensas, está planeando transmitir el mensaje de que China está utilizando la tecnología 5G para expandir su influencia y permitir su espionaje y agresión económica, lo cual no está en los intereses de los EE.UU. ni de Europa”, indicó Rogin en su columna de opinión.

El senador Republicano y líder de la delegación, Lindsey O. Graham, señaló respecto a la implementación de la red 5G que se trataba de una decisión importante que los aliados de los Estados Unidos tomarían respecto a su futura relación.

“No se trata solo de que la administración Trump se sienta de esta manera; esta es una amplia coalición bipartidista que les dice a nuestros amigos que si su objetivo es adoptar el 5G chino para evitar quedarse atrás, está cometiendo un error de cálculo grave”, expresó el delegado estadounidense.

De acuerdo a lo señalado por el columnista, por su parte la canciller alemana Ángela Merkel esta semana publicó un informe donde enfatizó que el gobierno alemán debería garantizar que las compañías implicadas en la construcción de la red 5G en el país estarían libres de interferencia extranjera, aunque no abordó de manera abierta una prohibición a Huawei.

En ese mismo sentido, según una encuesta llevada a cabo el pasado mes de diciembre por el Centro de Investigación Pew, es más probable que los europeos acepten de buena manera la inversión china y vean la economía de ese país como una potencia a nivel mundial.

De acuerdo con el congresista demócrata Tom Malinowski, miembro de la delegación, “si queremos inspirar a los europeos a apoyarnos, no podemos hacerlo solo sobre la competencia de las grandes potencias, tenemos que apelar a valores y normas transatlánticas comunes”.

Como señala el columnista the Washington Post, el problema es que los países europeos no tienen una mejor alternativa que Huawei, respecto a las ofertas subsidiadas que ofrece la misma compañía.

Entre tanto, para este año la Conferencia de Seguridad de Múnich tendrá como tema principal el concepto de ‘Westleness’, lo que quiere decir que el mundo se está alejando de los valores occidentales de liberalismo democracia, libertad, transparencia, rendición de cuentas, estado de derecho y derechos humanos universales.

Rogin finaliza su columna indicando que para poder promover la cooperación y establecer intereses compartidos, tanto los Estados Unidos como Europa deben preservar esos valores, resaltando que ante el avance de China, occidente debe unirse en un camino unificado antes de que sea demasiado tarde.

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.