Redacción BLesUna investigación de dos años en Florida concluyó con casi 180 arrestados que formaban parte de una extensa red de tráfico sexual de niños.

El Departamento de Policía de Tallahassee anunció el martes que la Operación Inocencia Robada comenzó en noviembre de 2018 cuando siguieron los pasos de la explotación sexual de una adolescente.

El Jefe del Departamento, Lawrence Revell, dijo a los periodistas que la operación de la Unidad de Víctimas Especiales era probablemente la más grande de su tipo en la historia de la ciudad, con 106 personas acusadas de delitos graves y otras 72 acusadas de delitos menores. Diecinueve también se enfrentan a cargos federales.

Según trascendió en los medios, las reuniones sexuales se organizaban a través de mensajes de texto, Facebook y otras redes sociales y aplicaciones, dejando un vasto rastro electrónico de evidencia que los investigadores tardaron meses en desentrañar.

“La investigación descubrió una enorme cantidad de pruebas electrónicas que requirió meses para evaluarlas”, describió el departamento en un comunicado de prensa.

“Las pruebas electrónicas ayudaron a los investigadores a seguir desarrollando el caso y a determinar cuántos sospechosos estaban involucrados y en qué medida”, explicó sobre la investigación altamente secreta sobre el tráfico sexual comercial de la niña, que tenía aproximadamente 13 años cuando comenzaron a ocurrir los presuntos delitos.

La joven, que había sido encontrada en un anuncio de sexo por dinero en Internet, ayudó a los investigadores en su esfuerzo por llevar a los acusados ante la justicia.

Le recomendamos:

Revell dijo que la chica está “en el camino de la recuperación”, y “haciéndolo bien dada la situación”.

La trata de personas de menores implica que el menor sea manipulado o forzado a realizar algún tipo de acto sexual laboral o comercial. La base de la trata de personas son los clientes, los acusados ​​de delitos menores por solicitar la prostitución.

“Es difícil comprender la depravación de estos criminales que se aprovechan de los más inocentes de nuestra sociedad”, dijo Kevin Sibley, agente especial interino a cargo de Investigaciones de Seguridad Nacional en Tampa.

Según The Tallahassee Democrat, numerosas agencias trabajaron con la policía en la investigación: el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., la Oficina del Fiscal de EE. UU. Para el Distrito Norte de Florida, el Servicio de Alguaciles de EE. UU., El Departamento de Aplicación de la Ley de Florida, la Oficina del Fiscal del Estado y la Oficina del Sheriff del Condado de Leon.

Revell destacó que gracias al trabajo conjunto de todos estos departamentos, se pudieron realizar “un número sin precedentes de arrestos relacionados con la trata de personas”.

“Sabemos que está pasando en nuestra comunidad. Necesitamos abordar esto y sabemos que se necesitan socios estatales y federales”, indicó Revell.

“Sé que es difícil de creer que algo así suceda aquí en nuestra comunidad”, añadió la veterana fiscal y Jefa de Delitos Graves de la Oficina del Estado de Arroney, Lorena Vollrath-Bueno. “Pero sucede”, agregó.

Dijo que aproximadamente 50.000 personas son traficadas en los Estados Unidos cada año y que la industria de la trata de personas tiene un valor aproximado de 150.000 millones de dólares en todo el mundo.

Asimismo, la policía de Tallahassee señaló que se estima que ocurren unos 199.000 incidentes en los Estados Unidos cada año. Florida se ubica entre los cinco estados principales con el mayor número de casos reportados.

“Las cifras exactas … son difíciles de definir porque la trata de personas, como muchos delitos, vive en la oscuridad”, reconoció Vollrath-Bueno.

“Los niños con poca visibilidad en la comunidad, vidas hogareñas inestables, problemas de salud mental, problemas con las drogas, fugas frecuentes, están en mayor riesgo”, describió. “Digo ‘la mayoría’ porque cualquier niño puede estar en riesgo”, alertó.

La policía notificó que no dará detalles de los casos individuales ni nada que pueda identificar a una víctima, pero instó a cualquier persona que tenga más información a que se ponga en contacto con la línea de atención telefónica sobre la trata de personas, en el número 1-888-373-7888.

Algunas de las formas más comunes de reconocer a una posible víctima de trata de personas son: la persona parece desnutrida; muestra signos de lesiones físicas o abuso; evita el contacto visual, la interacción social y la aplicación de la ley; no tiene identificación oficial ni posesiones personales y nunca está lejos de la gente.

Miguel Díaz – BLes.com