El gobernador del estado de Florida firmó este martes un proyecto de ley que tiene como propósito enseñar a los estudiantes de secundaria “los males del comunismo y de las ideas totalitarias”

Salvar a Estados Unidos del comunismo es la consigna que asoma el gobernador de Florida, Ron DeSantis, para su eventual campaña con miras a la Casa Blanca, bien como candidato presidencial o como aspirante a vicepresidente de la mano de Donald Trump. El estado que hoy gobierna se ha convertido en una vitrina para mostrar sus acertadas políticas en favor de la libertad y en contra del adoctrinamiento de la izquierda. Y este martes dio un nuevo paso en este sentido. DeSantis firmó un proyecto de ley que tiene como propósito enseñar a los estudiantes de secundaria “los males del comunismo y de las ideas totalitarias”.

Se trata del proyecto HB 5, el cual contempla “ampliar la instrucción requerida en la escuela secundaria para incluir una discusión comparativa de las ideologías políticas que entran en conflicto con los valores de libertad y democracia, esenciales para los principios fundacionales de los Estados Unidos, como el comunismo y el totalitarismo”, según precisa una nota de prensa de la oficina del gobernador.

El comunicado agrega que “este proyecto de ley también proporciona una biblioteca de ‘Retratos en el patriotismo’, basada en historias de personas que demuestran cualidades cívicas, incluidas aquellas que se han mudado a este país tras sufrir persecuciones en naciones como Cuba y Venezuela”.

Los patriotas que llegan a EEUU huyendo del comunismo

DeSantis resaltó que particularmente en el sur de Florida viven muchas personas que escaparon del comunismo en sus respectivos países, donde se instauraron regímenes totalitarios, y presentó el caso de Ana Margarita Abaunza, quien llegó a Florida desde Nicaragua cuando el régimen sandinista tomó el poder, luego se mudó a Venezuela con su esposo, donde tuvo una buena vida hasta que Hugo Chávez llegó a la Presidencia, lo que la obligó a huir nuevamente a Estados Unidos.

“Los estudiantes de Florida aprenderán sobre los patriotas que vienen a Estados Unidos después de huir de los regímenes comunistas. Nuestros estudiantes aprenderán de un plan de estudios integrado de educación cívica que compara nuestros derechos y libertades con lugares donde esto no existe, como China y Corea del Norte”, agregó DeSantis en su cuenta de Twitter.

Junto con el proyecto HB 5, el gobernador DeSantis firmó también otras dos iniciativas de ley, la SB 1108 y la HB 233, con las que busca fortalecer colectivamente la instrucción cívica y la educación cívica desde el jardín de infancia hasta las escuelas públicas postsecuendia de Florida.

Contra la ideología racial y en defensa de la economía

Desde mediados de marzo, el político republicano había anunciado su propuesta para implementar un plan de estudios de educación cívica que fuera patriótica y no ideológica, por lo cual adelantó en ese momento que en dicho proyecto se excluiría expresamente la teoría crítica de la raza que alega combatir el racismo pero en la práctica lo institucionaliza.

También le recomendamos: Antes de ser una “amenaza”, los demócratas le pidieron consejos económicos a Trump (Video)

Ad will display in 09 seconds

Florida ha destacado bajo el mandato de Ron DeSantis por sus políticas a favor de la libertad y el derecho al trabajo. En abril demandó al Gobierno Federal para exigir la reactivación de cruceros –vital para la economía del estado– y el pasado viernes se anotó una victoria con la decisión del Tribunal Federal del Distrito Medio de Florida, con sede en Tampa, que aprobó una petición en este sentido al dictaminar que a partir del 18 de julio las normas anticovid-19 de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) –que tenían incidencia directa sobre la industria de cruceros– solo tendrán carácter de “guías”.

Ley, orden y libertad

Desde el estado del sol también se impulsó el mes pasado una legislación para prohibir a las plataformas de redes sociales censurar a políticos como ocurrió con el expresidente Donald Trump cuando aún estaba en el cargo.

También de la mano de Ron DeSantis, el Legislativo de Florida aprobó a mediados de abril un proyecto de ley que amplía las facultades de las fuerzas del orden para efectuar arrestos en las protestas que se tornen violentas, a propósito del vandalismo que afectó a varias ciudades de la Unión Americana con las manifestaciones lideradas por grupos marxistas como Black Lives Matter (BLM) y Antinfa tras la muerte de George Floyd.

Otra ley firmada por Ron DeSantis que fue muy aplaudida es la que libera a Florida de restricciones por la pandemia desde el próximo 1 de julio, cuando los ciudadanos de este estado ya no tendrán que presentar de manera obligatoria el certificado de vacunación en empresas, escuelas e instituciones gubernamentales.

¿Con la mira en la Casa Blanca?

Por todas estas medidas, Ron DeSantis no solo ha destacado en su estado sino que además ha trascendido a la escena política nacional. Una encuesta realizada por el Centennial Institute, que se publicó este lunes, ubica a DeSantis como la primera opción entre los votantes conservadores para las elecciones presidenciales de 2024, incluso por encima del expresidente Donald Trump.

Según el sondeo en el que se podían elegir a todos los candidatos que el encuestado aprobara para los próximos comicios presidenciales, DeSantis acumuló 74,12 % de intención de voto, mientras que Trump consiguió 71,43 % de respaldo. El estudio se llevó a cabo entre 371 asistentes al Western Conservative Summit 2021 que se celebró en Denver, Colorado, y que concluyó el pasado sábado.

Si bien Ron DeSantis no ha manifestado su intención de competir por la silla presidencial en 2024, el expresidente Donald Trump sí lo ha mencionado como su primera opción para sustituir a Mike Pence en su fórmula como su vicepresidente. Hasta el momento nada está escrito. Lo cierto es que en uno u otro escenario, la dirección del hoy gobernador de Florida podría cambiar en tres años al 1600 de la avenida Pensilvania de Washington D.C.

José Gregorio Martínez – Panampost.com