Un juez federal anuló las reglas de seguridad de impusieron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos para las compañías de cruceros que operan en Florida durante la pandemia, otorgando la victoria al gobernador de Florida, Ron DeSantis.

En el fallo, el juez Steven Merryday dijo que la “orden de navegación condicional” de la agencia puede permanecer vigente para cruceros en Florida solo hasta el 18 de julio, concediendo la solicitud de DeSantis de una orden judicial preliminar mientras avanza el caso completo.

Después del 18 de julio, las reglas se convertirán en recomendaciones no vinculantes para las compañías de cruceros como lo son para otras industrias. El CDC tiene hasta el 2 de julio para proponer un conjunto más limitado de regulaciones de cruceros a la corte.

“El CDC se ha equivocado todo el tiempo y lo sabían. Los CDC y la Administración Biden idearon un plan para hundir la industria de cruceros, escondiéndose detrás de demoras burocráticas y demandas. Hoy, estamos asegurando esta victoria para las familias de Florida, para la industria de cruceros y para todos los estados que quieran preservar sus derechos en el rostro de una extralimitación federal sin precedentes”, dijo DeSantis en un comunicado reseñado por FOX 5.

El estado de Florida había buscado una suspensión inmediata de la orden de los CDC, según la cual las líneas de cruceros no pueden operar a menos que cumplan con los estrictos requisitos establecidos por el gobierno federal. El estado argumentó que la orden causaría un daño irreparable a la economía de Florida, lo que podría costar “millones, si no miles de millones, de dólares” en ingresos y empujar a los operadores de líneas de cruceros a reubicarse.

También le recomendamos: ¿Qué pasará si las auditorías favorecen a Trump? (Video)

Ad will display in 09 seconds

“El fallo de hoy es una victoria para los floridanos trabajadores cuyo sustento depende de la industria de los cruceros”, dijo la procuradora general de Florida Ashley Moody en un comunicado.

“El gobierno federal no tiene, ni debería tener, la autoridad para seleccionar y bloquear una industria entera de manera indefinida”, agregó.

Erika Hernandez – Miamidiario.com