Redacción BLes– El sábado el FBI publicó un listado con los supuestos sospechosos por los delitos cometidos durante el ingreso al Capitolio por parte de los infiltrados de izquierda el miércoles pasado. La agencia publicó una serie de imágenes de las personas que consideró como “los más buscados de MAGA”. Paralelamente el Departamento de Justicia emitió un comunicado en el que no descartó incluir en la lista al propio presidente Trump, como uno de los responsables de los disturbios. 

Como es de público conocimiento el Capitolio fue violentado por una gran multitud de personas que ingresaron en el histórico edificio mientras los congresistas discutían sobre la certificación electoral de las últimas elecciones presidenciales. Según trascendió durante los últimos días, agrupaciones radicales de izquierda como Antifa y Black Lives Matter (BLM), han sido quienes organizaron y promovieron el ingreso al edificio. 

El FBI dice estar investigando a los alborotadores e incluso publicó una serie de imágenes con los 36 ‘más buscados de MAGA’. Ahora queda por ver si realmente el FBI tiene intenciones de buscar a los verdaderos culpables, pertenecientes a Antifa y BLM o será un cómplice más de los escandalosos hechos que mancharon la historia de los Estados Unidos el último miércoles.

Algo indica que lamentablemente tanto la justicia como el FBI también son parte del gran engaño, porque según las declaraciones recientes no descartaron incluir al propio presidente Trump como uno de los responsables de los disturbios en el Capitolio.

Según informó Daily Mail, incluso el Departamento de Justicia emitió un comunicado indicando que el presidente Donald Trump podría ser agregado a la lista de ‘buscados’ por su presunto “papel” en los hechos y presentar cargos por el asedio al Capitolio.

Le recomendamos:

El fiscal federal interino de DC Michael Sherwin dijo el jueves: “todas las opciones están sobre la mesa” para acusar a los alborotadores, que ahora podrían enfrentar hasta 10 años de prisión por asaltar una propiedad federal. 

Sherwin aseguró que el Departamento de Justicia está observando a todos los actores involucrados, no sólo a los que ingresaron al edificio. Y cuando fue consultado sobre si el presidente podría ser incluido en la investigación, respondió afirmativamente diciendo: “Estamos viendo a todos los actores aquí, y cualquiera que haya tenido un papel y la evidencia se ajuste a los elementos de un crimen, será acusado”.

A pesar de que la izquierda y los demócratas pusieron todo el aparato mediático a disposición para intentar dejar una mala imagen del presidente Trump e intentando imponer un relato falso que lo pone como responsable de los hechos, la realidad muestra que no existe ningún argumento válido que avale semejante mentira.

Incluso antes de que los acontecimientos se agravaran en el Capitolio el miércoles por la noche, Trump tuiteó un comentario en el que instaba a sus seguidores a “irse a casa con amor y paz”. Porque de hecho si había una persona que iba a quedar mal posicionada ante cualquier hecho de violencia era justamente él. ¿Entonces por qué motivo le interesaría generar el caos que se generó? Sería absurdo. 

El jueves, cuando Twitter levantó la suspensión del usuario de Trump, publicó un mensaje de video a sus seguidores pidiendo  “sanación y reconciliación”  y prometiendo que  “nuestro increíble viaje apenas está comenzando”.”Como todos los estadounidenses, estoy indignado por la violencia, la anarquía y el caos”,  aseguró Trump sobre los disturbios en Washington DC. 

El viernes, en un acto por demás repudiable, las redes sociales en su conjunto, incluidas Twitter y Facebook, tomaron la decisión de bloquear indefinidamente los usuarios oficiales del presidente Trump, eliminando de este modo la posibilidad de compartir con sus seguidores sus descargos ante las mentiras y acusaciones falsas transmitidas durante estos últimos días.

Andrés Vacca – BLes.com