Redacción BLesAlguaciles que llevaron a cabo una auditoria sorpresa en la cárcel del DC dónde se encuentran detenidos los acusados de generar disturbios el 6 de enero de 2021 en el Capitolio de los Estados Unidos, anunciaron preocupantes “irregularidades” en el trato que están recibiendo los imputados.

Tras las denuncias efectuadas por los abogados de Robert Gieswein, uno de los acusados de generar disturbios durante los incidentes en el Capitolio, que indicaban un maltrato especial dirigido contra su defendido, las autoridades ordenaron realizar una auditoria de la prisión y elevar un informe al respecto. 

Acorde a lo reportado por el Washington Examiner, el informe publicado el lunes en el expediente judicial de la causa, da crédito a los reclamos efectuados por los defensores de Gieswein.

Los alguaciles realizaron una inspección sorpresa de la prisión un par de meses atrás. El alguacil interino de los EE. UU. para el Distrito de Columbia, Lamont Ruffin, dijo en el informe que los oficiales encontraron “evidencia de fallas sistémicas” en el trato de los reclusos.

Entre la evidencia encontrada que llevó a despertar una alarma de preocupación se encuentra el hecho de se confirmó el corte de agua a los reclusos como castigo.

El fiscal federal Matthew Graves dijo en otra presentación del caso de Gieswein que los alguaciles han estado monitoreando las condiciones de la cárcel del Distrito de Columbia y “observaron deficiencias adicionales en su monitoreo, incluidas varias irregularidades”.

Según el informe, las condiciones en la cárcel son tan pobres que 400 presos detenidos allí debieron ser trasladados a una prisión federal en Pensilvania, aunque la fiscalía resolvió que los reclusos involucrados en los conflictos del Capitolio deberían permanecer allí.

Ante esta situación el tribunal ordenó al servicio que presentara un informe sobre las condiciones en el calabozo. El servicio proporcionará ese informe a los jueces federales en Washington a finales de esta semana, según Graves.

Existen además algunos sucesos confirmados de abuso de autoridad sobre los reclusos del 6 de enero, que aún se encuentran en período de investigación.

El juez federal de distrito Royce Lamberth, declaró en desacato a funcionarios de esa misma cárcel en octubre de 2021 por violar los derechos civiles de un acusado del 6 de enero al impedir el acceso a la atención médica. Al mes siguiente, ordenó la liberación del acusado justamente por este asunto.

Por otro lado, según indica un expediente judicial, varios acusados de los disturbios del Capitolio fueron sacados de sus celdas en camillas el 11 de noviembre de 2021, luego de que rociaron sobre sus cuerpos una sustancia química descrita como “una especie de gas pimienta o gas pimienta”.

La representante Marjorie Taylor Greene (R-Ga.), junto otros miembros del Partido Republicano criticaron hace algunas semanas el tratamiento de los “prisioneros políticos” que participaron en la manifestación “Stop the Steal” del 6 de enero.

Según Greene, los presos del 6 de enero recluidos en la cárcel de DC han sido golpeados por guardias y personal penitenciario, no han podido hablar con sus abogados, se les ha negado cortes de pelo o navajas para afeitarse y no han recibido el tratamiento médico adecuado cuando lo necesitaba, entre muchos otros ejemplos.

Greene destacó otra peculiaridad de la polémica situación de los acusados ​​del 6 de enero: por lo general, asegura Greene, los miembros del Congreso no tienen problemas para obtener acceso a las cárceles cuando hacen la solicitud. Sin embargo, no fue este el caso, la directora adjunta de la institución,Kathleen Landerkin, negó a Greene y su coalición el acceso a las instalaciones en varias oportunidades antes de permitir finalmente el acceso a los representantes.

Greene y sus colegas publicaron un informe completo titulado “Inusualmente cruel: un informe de un testigo ocular desde el interior de la cárcel de DC” que detalla otros casos de maltrato de los acusados ​​del 6 de enero.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.