Los nicaragüenses recuerdan este sábado (18.04.2020) el segundo aniversario de un levantamiento popular contra el régimen de Daniel Ortega, en medio de una ola represiva por fuerzas gubernamentales y llamados de Estados Unidos a iniciar “sin demora una transición democrática” en el país.

Decenas de disidentes fueron objeto de asedio, amenazas, allanamientos de casas y ataques por policías y grupos de choque afines al régimen entre viernes y sábado, dijeron en sendos comunicados organismos de derechos humanos y grupos opositores.

El régimen “ha resuelto militarizar la nación; realizar hostigamiento y amenaza de allanamiento en casas de opositores, excarcelados políticos, agresiones a periodistas independientes y sus familias”, denunció el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). “Es preocupante la escalada de represión a dos años de la rebelión social” de parte del régimen para impedir que la población se manifieste en esta ocasión, agregó el organismo.

La denuncia que hace el Cenidh es considerada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como una quinta etapa de represión. “A dos años de iniciada la crisis, la #CIDH identifica y denuncia el surgimiento de una quinta etapa de la represión estatal, consolidándose el más intenso y sistemático ataque a las libertades públicas desde el inicio de las protestas”, indicó el organismo en un tuit.

Bajo vigilancia policial

La Policía Nacional se desplegó este sábado en las principales vías de Managua, así como en diferentes municipios del país, según constató Efe.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), por su lado, orientó a sus bases a mantener “una larga jornada de seguridad ciudadana” para conocer, observar y vigilar a “individuos que previamente sabemos están vinculados al vandalismo en años anteriores”.

En tanto, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Michael Pompeo, recordó el levantamiento popular para pedir un cambio político en el país. “Desafortunadamente” los “llamados a la libertad” de los nicaragüenses “fueron respondidos sólo con balas”, dijo, según una nota entregada a la prensa por la embajada de Washington en Managua.

Pompeo exhortó a Ortega y a Rosario Murillo, “a iniciar sin demora una transición democrática, que incluya el restablecimiento de garantías y derechos, realizar elecciones libres y justas”.

Fuente: DW.

Le puede interesar: Michael Pompeo denuncia campaña de desinformación del Partido Comunista Chino