El congresista Michael Burgess (republicano por Texas) reveló que los demócratas no han entregado todas las transcripciones obtenidas de las audiencias secretas, sostenidas en busca de pruebas que fundamentaran el juicio político.

Los demócratas iniciaron un juicio contra el presidente estadounidense Donald Trump intentando destituirlo, y optaron por tomar declaraciones secretas que ya deberían haber sido puestas a disposición de todos los congresistas, lo que no han hecho todavía, según dijo Burgess en el canal Fox News Channel.

Dado que tampoco han definido las transcripciones como clasificadas, estas quedarían fuera del proceso constitucional y no podrían ser usadas como prueba dentro del juicio, explicó Burgess.

Este tipo de audiencias secretas se efectúa en la Instalación de Información Compartimentada Sensible (SCIF, por la sigla en inglés) que se localiza en tres niveles debajo del Capitolio.

La SCIF está “diseñada para evitar las escuchas electrónicas, de manera que los miembros del Congreso puedan recibir información altamente clasificada sobre la manera en que la nación recopila información sobre sus adversarios”, escribió en un tweet Mieke Eoyang, exmiembro del personal de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Por otro lado, los demócratas están reteniendo también los dos únicos artículos que condensan sus acusaciones contra Trump: abuso de poder y obstrucción al Congreso. Al retenerlos impiden la continuación del proceso que debería desarrollarse en el Senado de mayoría republicana.

Para Burgess la razón por la que los demócratas impiden la continuación del debido proceso es muy simple, y es que no tienen pruebas que les permitan remover al presidente.

“Realmente no tenían nada en primer lugar, así que si los envían al Senado y se estrellan y se queman, el presidente es exonerado y no lograrían lo que se propusieron”, señaló Burgess ante Fox News.

Burgess considera que el objetivo de los demócratas era dañar políticamente al presidente al principio de un año en el que se celebrarán elecciones presidenciales.

El proceso iniciado por los demócratas ha revelado irregularidades, el representante demócrata por New Jersey, Jeff Van Drew, denunció el 23 de diciembre que fue amenazado por miembros del Partido Demócrata para que “obedeciera” y votara a favor de la destitución del presidente de los EE. UU., Donald J. Trump en contra de su voluntad.

Van Drew hizo la denuncia durante una entrevista con la cadena de TV Fox News donde explicó las razones por las que apoya al presidente Trump y no quiso votar para destituirle.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds