Redacción BLes– El jueves 10 de septiembre, los demócratas del Senado bloquearon un proyecto de ley de estímulo por el coronavirus, avaluado en 300 mil millones de dólares, un fondo de subsidio que incluiría aquellas personas que terminaron desempleados como resultado de la pandemia por el virus de Wuhan.

Como ha informado el New York Post, los demócratas, en una votación de su partido, retuvieron 60 votos necesarios para considerar el proyecto de ley, dando continuidad al estancamiento que desde hace meses atrás vienen impulsando los legisladores republicanos.

La medida habría sido presentada el martes por el senador Mitch McConnell, republicano por Kentucky, por un valor estimado de 300 mil millones de dólares, un costo menor con el que inicialmente fue presentada la propuesta por los republicanos por valor de 1 billón de dólares.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, se refirió a la votación como “bastante inútil sobre el último proyecto de ley de alivio de COVID republicano altamente partidista y demacrado”, dado que su partido desde mayo ha buscado que el proyecto de ley debería ser aprobado por un valor de 3 billones de dólares.

La nueva propuesta buscaba implementar un subsidio de desempleo semanal de $ 300, $ 105 mil millones para las escuelas, $ 20 mil millones para los agricultores, $ 10 mil millones para el Servicio Postal de los Estados Unidos y $ 10 mil millones para asistencia para el cuidado de niños, según New York Post.

Además incluyó la financiación de otros 47 mil millones para vacunas y pruebas del virus del PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19, así como 258 mil millones destinados a programas de protección de cheques de pago, el cual brinda la posibilidad de acceder a préstamos condonables destinado a pequeñas empresas para que no se generen despidos.

El nuevo proyecto de ley habría atraído a más conservadores dado que su costo era más moderado y se pagaría con fondos destinados para el coronavirus que no se han gastado.

Según el Washington Examiner, para los demócratas, el proyecto de ley no abordaba de manera satisfactoria el impacto del coronavirus, y al mismo tiempo señalaron que incluía una serie de disposiciones conservadoras con las cuales no estaban de acuerdo.

Según los líderes demócratas, su intención era implementar un paquete de ayuda que gaste al menos 2,2 billones de dólares.

Por su parte, los legisladores republicanos instaron a los demócratas a apoyar la propuesta argumentando que la nueva medida brinda la ayuda necesaria sin la necesidad de que se presente un aumento en la deuda interna.

Solo el senador republicano Rand Paul, de Kentucky, votó en contra de la implementación del proyecto, que desde su primera implementación en el mes de marzo, habría aprobado un total de 2.9 billones en ayudas.

De acuerdo con el senador republicano por Arkansas, Pat Roberts, “Junto con la pandemia de COVID-19, tenemos una pandemia de política. Es una especie de callejón sin salida, y muy desafortunado, pero es lo que es”, según informó Usa Today.

César Munera – BLes.com