Los demócratas liderados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, estarían esperando a que ‘aparezcan’ “pruebas” que justifiquen el juicio político contra el presidente estadounidense Donald Trump, cuya continuación ahora impiden.

Para el exasesor de cuatro presidentes en la Casa Blanca, David Gergen, la anterior es la situación que hace que los demócratas no nombren a la persona que debe entregar al Senado los dos artículos  que condensan sus acusaciones contra Trump. Esta entrega es necesaria para que el proceso sea finalizado, según una entrevista sostenida con el programa “Sala de Prensa de CNN”.

Asimismo, Gergen consideró que el cambio de ritmo de los demócratas en el desarrollo del juicio, o “juego de la espera”, no está exento de hipocresía.

“Hay algo de hipocresía en ‘lo queremos rápido’, pero ‘ahora lo queremos lento’”, indicó Gergen a la conductora del programa Ana Cabrera.

Igualmente, Gergen advirtió a Pelosi que la manipulación del proceso de impugnación podría resultarle contraproducente, de acuerdo con la misma entrevista.

Gergen estimó que Pelosi podría impedir la continuación del juicio solo por un corto período de tiempo.

La contradictoria postura de los demócratas en el manejo del juicio fue sintetizada por el jefe de personal del vicepresidente Mike Pence, Marc Short, en el programa Meet the Press de la NBC.

“Creemos que es una posición realmente insostenible que la presidenta de la Cámara de Representantes Pelosi diga, ‘este presidente es un peligro tan claro y urgente para el mundo, para el globo, que tenemos que básicamente pisotear sus derechos constitucionales, para forzar una rápida impugnación’, y luego decir, ‘bueno, vamos a detener los papeles de la impugnación'”, expresó Short.

La retención de los artículos por parte de Pelosi ha motivado una gran oleada de desaprobación.

Por su parte el senador republicano por Carolina del Sur, Lindsay Graham, aseguró el 22 de diciembre que la líder demócrata “Nancy Pelosi está lanzando una bola de demolición a la Constitución” de Estados Unidos al negarse a entregar los artículos de destitución al Senado.

“Ella está pisoteando la separación de poderes”, afirmó Graham.

“El trabajo del Senado es deshacerse de los artículos de juicio político una vez aprobados por la Cámara, no es el trabajo de Nancy Pelosi. Cuando se trata de Trump, las reglas no son importantes para los demócratas y eso es peligroso y triste”, agregó a continuación en la misma ocasión.

El controvertido juicio político contra Trump se basa en las supuestas presiones de este sobre Ucrania para que investigara al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter Biden, al mismo tiempo que retenía casi 400 millones de dólares en ayuda militar y una visita oficial a la Casa Blanca del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy.

A lo largo del rápido proceso dirigido por los demócratas no se presentaron pruebas de que Trump hubiera cometido algún delito.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds