Redacción BLes – Entre 500 mil y un millón de personas no residentes de la ciudad de Nueva York podrían votar en las próximas elecciones locales de ser aprobada una legislación elaborada por los miembros del Consejo de la Ciudad de Nueva York, la cual fue presentada el pasado jueves.

La medida liderada por el concejal Ydanis Rodríguez y otros 22 miembros demócratas del concejo, así como el defensor público de la ciudad, Jumaane Williams, pretende dar poder electoral a las 3.1 millones de personas nacidas en el extranjero que residen en la ciudad, que así mismo equivalen a un 40% de la población total de Nueva York.

De acuerdo con Breitbart News, la mayoría de la población de extranjeros que se encuentran habitando en la ciudad del estado de California son originarios de México, República Dominicana, Ecuador, Haití, Jamaica, Guyana, Trinidad y Tobago, Bangladesh, India y China.

Por ende, más de la mitad de la población de inmigrantes sólo hablan español o chino y el 50% de esas personas nacidas en el extranjero no dominan el idioma inglés.

Rodríguez dijo que con el proyecto se pretendía “mejorar la democracia”, afirmando que él “invitará a cualquiera que quiera ser un líder de esta ciudad a conectarse con estos votantes”, según informó el New York Daily News.

Sin embargo como se señala en una editorial del New York Post, “la ciudadanía debería de significar algo, y el derecho al voto hace parte de ello”, indicando que el ejercicio del sufragio para aquellos ciudadanos extranjeros significa una “aceptación vital de los deberes y privilegios” de alguien naturalizado como ciudadano.

La medida causó el malestar entre distintos legisladores republicanos y demócratas moderados, quienes expresaron que no sólo demerita los derechos de voto de los ciudadanos estadounidenses, sino que además está políticamente motivada con el fin de impulsar campañas en las elecciones de la extrema izquierda, según New York Post. 

Kalman Yeger, concejal demócrata del distrito de Brooklyn, citado por el mismo medio, dijo que “no es progresivo decirle a los residentes legales de los Estados Unidos que la ciudadanía no tiene valor”.

Por su parte, el concejal republicano por el distrito de Staten Island, Joe Borelli, señaló que del mismo modo en el que los defensores del proyecto ley toman en serio un cambio en la Carta de la Ciudad, deberían de poner la medida también en una balota electoral como un referéndum para que los votantes decidan.

“De esta manera, no podría verse como una estratagema política para ayudar a los candidatos que ahora se postulan para un cargo en la ciudad, y brinda a los votantes ciudadanos actuales la oportunidad de elegir si diluyen o no su propia voz”, dijo Borelli, quien cree que con el proyecto se “devalúa” la ciudadanía.

El proyecto de ley que espera ser revisado y aprobado por el concejo municipal, compuesto por 51 miembros de la ciudad, no habilitaría a los no ciudadanos para votar en elecciones nacionales o estatales.

Te puede interesar: ¿Por qué el primer año de la presidencia de Donald Trump es considerado un hito histórico?

videoinfo__video2.bles.com||b6284fcbc__

Ad will display in 09 seconds