Alcaldes demócratas y otros funcionarios políticos de grandes ciudades acusan al presidente Trump de “fascista” por la decisión de enviar agentes federales para ayudar a mitigar la escalada de violencia. 

Redacción BLes– Tras aumentar los índices de violencia y delincuencia en algunos distritos de los Estados Unidos, la administración Trump implementó la “Operación Legend” (Operation LeGend). En honor a Legend Taliferro, un niño de tan solo 4 años que fue asesinado de un tiro en la cabeza mientras dormía en su casa.

La operación Legend básicamente permitirá el envío de agentes federales del FBI, al servicio de alcaldes de los Estados Unidos. El plan inició en Kansas City con el despliegue de al menos 100 oficiales. 

El pasado miércoles, el presidente Trump anunció en conferencia de prensa, que el operativo se extenderá en Chicago, Illinois, Albuquerque y Nuevo México. Durante las próximas tres semanas, el Departamento de Justicia tiene la intención de ampliar el esfuerzo en Cleveland, Detroit y Milwaukee. 

Según distintas declaraciones, los alcaldes demócratas se oponen con firmeza a recibir ayuda, incluso catalogando la medida como “fascista”.

El fiscal del distrito de Filadelfia, Larry Krasner, dijo: “Mi padre se ofreció como voluntario y sirvió en la Segunda Guerra Mundial para luchar contra el fascismo, como la mayoría de mis tíos, para que no tuviéramos a un presidente estadounidense brutalizando y secuestrando a estadounidenses por ejercer sus derechos constitucionales y tratar de hacer de Estados Unidos un mejor lugar, que es lo que hacen los patriotas (…) Cualquier persona, incluida la policía federal, que asalta ilegalmente y secuestra a personas, se enfrentará a cargos penales en mi administración. En el juicio, se enfrentarán a un jurado de Filadelfia”, agregó Krasner.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo el miércoles a Fox News que la ciudad no va a permitir el ingreso de policías federales, incluso los demandaría en la corte si los llegara a ver. 

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, quien encabeza una de las ciudades más violentas de Estados Unidos, se opone a la intervención de funcionarios federales. Sin embargo, después del anuncio de Trump de la operación “Legend” el miércoles, Lightfoot ofreció un comentario más diplomático:

“He dejado muy claro que damos la bienvenida a la colaboración policial”, dijo Lightfoot . “Pero no damos la bienvenida a la dictadura. No aceptamos el autoritarismo, y no acogemos el arresto inconstitucional y la detención de nuestros residentes. Eso es algo que no toleraré”.

Por su lado, el presidente Trump explicó el miércoles, que se llegó a ésta situación de violencia luego del terrible suceso que terminó con la muerte de George Floyd, a raíz del cual hubo una reacción extrema que demonizó a la policía y pidió el desfinanciamiento de los departamentos policiales. A partir de ese momento comenzaron las olas de delincuencia y violencia en muchas ciudades, como consecuencia del debilitamiento de las fuerzas policiales.

El presidente Trump en su discurso el miércoles en la Casa Blanca Dijo: “Mientras que otros quieren desvanecer, difamar y abolir la policía, yo quiero apoyar y honrar a nuestra gran policía. Si bien los radicales quieren abolir las escuelas autónomas y eliminar la elección de escuela, yo quiero expandir la elección de escuela, y todas las familias en Estados Unidos deberían tener esa opción. Mientras que otros quieren destruir oportunidades, cerrar negocios y enviar nuestros trabajos al extranjero, estamos contratando estadounidenses y estamos comprando productos estadounidenses. Queremos construir fábricas en Baltimore, no en Beijing” 

Y finalizó asegurando con firmeza: “Pero la oportunidad no puede prosperar donde hay violencia. La prosperidad no puede florecer donde hay derramamiento de sangre. Y la seguridad no puede existir donde hay delincuentes violentos que pueden mutilar y asesinar impunemente. De eso se trata Operation LeGend. Es por eso que estamos aquí hoy para responder a las súplicas de quienes claman por justicia y claman por ayuda. Para aquellas personas en Chicago y otras ciudades donde estaremos: la ayuda está en camino.”

Andrés Vacca – BLes.com