Redacción BLes– La jefe de policía de Seattle, estado de Washington, EE. UU., Carmen Best, instó a las autoridades de la ciudad a respaldar el orden legal establecido, en vez de acceder ante las demandas de los manifestantes violento que acosan a los habitantes de la ciudad desde la muerte de George Floyd, el 25 de mayo.

Un grupo de alborotadores atacó la casa de la jefa de policía el pasado fin de semana, pero fue rechazado por los vecinos, quienes impidieron que causaran daños mayores, por lo que Best dirigió un comunicado motivando a los funcionarios a respaldar el cumpliento de la ley, según Washington Examiner del 3 de agosto

“Los insto a ambos, y a todo el concejo, a defender lo que es correcto”, escribió Best en una carta dirigida al Concejo Municipal, en la que solicitaba también evitar las negociaciones motivadas por las agresiones contra los funcionarios.

“Estas acciones directas contra los funcionarios electos, y especialmente dirigidas hacia los funcionarios como yo, están fuera de línea y contrarían de todos los principios democráticos que guían a nuestra nación”, manifestó en su carta.

“Antes de que esto se convierta en la nueva forma de negociar de la turba aquí en Seattle, y en toda la nación, los funcionarios electos como usted deben pedir enérgicamente el fin de estas tácticas”, enfatizó Best.

A pesar de que las manifestaciones se han caracterizado por la violencia destructiva en muchas ciudades, las autoridades locales han optado por limitar el radio de acción de la policía, y en casos extremos han recortado su presupuesto.

En el caso de Settle una ordenanza municipal prohibió a los oficiales el uso de armas no letales, entre las que incluye el gas pimienta, impidiendo la efectividad de la acción policial para contener a las multitudes y evitar los saqueos, los incendios y otros actos de vandalismo

“En pocas palabras, la legislación no permite a los agentes interceder de forma segura para preservar la propiedad en medio de una gran multitud violenta”, declaró Best en la misma carta dirigida al Concejo de la ciudad.

Por su parte la alcaldesa, Jenny Durkan, apoya “las manifestaciones pacíficas”, como las llaman los mandatarios demócratas como ella y los grandes medios de comunicación. Sin embargo, criticó a algunas de las revueltas después de que su residencia también fuera atacada.

La seguridad para los ciudadanos estadounidenses se ha complicado dadas todas estas circunstancias

En Minneapolis, por ejemplo, la policía aconsejó a los ciudadanos entregar sus pertenencias y obedecer a los delincuentes en caso de ser víctimas de un ataque, de acuerdo con WCCO.

En esa ciudad, los robos comunes, los de vehículos y los asaltos han aumentado significativamente durante lo que ha transcurrido del año, a causa de los manifestantes violentos, según reportó dicho medio.

Jose Hermosa – BLes.com