BOGOTÁ — El galeón San José, hundido en el siglo XVIII en el Caribe norte de Colombia, fue declarado de interés cultural por el Consejo Nacional de Patrimonio.

La vicepresidenta colombiana Marta Lucía Ramírez señaló el viernes en una rueda de prensa que “quedó totalmente claro que el galeón San José, la totalidad de ese hallazgo, es un bien cultural de la nación colombiana”.

Agregó que, según la ley colombiana, cuando más del 80% de un hallazgo tiene la condición de bien cultural “no procede hacer algún pago en especies. Para el gobierno del presidente Iván Duque es fundamental conservar este patrimonio cultural, es fundamental que ninguna moneda, ninguna astilla de madera de ese galeón vaya a estar en los anticuarios del mundo”.

El galeón, considerado por expertos marítimos el Santo Grial de los barcos coloniales españoles, también ha estado sujeto a una batalla legal entre Colombia, España y Estados Unidos por los derechos del tesoro hundido.

En agosto de 2018 el entonces presidente Juan Manuel Santos activó la licitación para rescatar al galeón, que se presume contiene uno de los mayores tesoros del mundo.

El 8 de junio de 1708 la nave con 600 personas a bordo se hundió al intentar escapar de una flota de buques de guerra británicos. Se cree que el barco contiene 11 millones de monedas de oro y plata, esmeraldas y otros tesoros de colonias españolas.

El barco fue localizado en 2016 con la ayuda de un equipo de expertos internacionales y vehículos submarinos autónomos. Su ubicación exacta es un secreto, pero se presume que se hundió en algún punto de una extensa área de la península colombiana de Barú, al sur de Cartagena.

Se calcula que el San José tenía 45 metros de eslora, una manga de 14 metros y que estaba equipado con 62 cañones.

Te puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América Colombia

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.