Redacción BLes– Nick Sandmann, el estudiante del colegio católico de Covington que se hizo famoso por haber protagonizado un enfrentamiento con un americano nativo en Washington DC el año pasado, tuvo su momento en la Conferencia Republicana Nacional el martes 25 de agosto, y lo usó para contar por qué su historia es importante para las elecciones próximas de noviembre.

El joven de Kentucky fue tapa de los medios nacionales e internacionales en enero del año pasado, cuando al regresar de participar de la Marcha por la Vida, esperaban su autobús para regresar a casa en el Lincoln Memorial.

Nick junto a sus compañeros de clase, habían comprado gorras MAGA (Make America Great Again) para mostrar su apoyo al presidente Trump que “se ha distinguido como uno de los presidentes más pro vida en la historia de nuestro país”, fueron abordados por un grupo de manifestantes, luego identificados como los israelitas hebreos negros, que los insultaron agresivamente a lo cual los estudiantes respondieron con cantos escolares en voz alta para tapar los insultos. 

En esos momentos, un grupo reducido de nativos americanos liderados por Nathan Philips, a quien Nick llamó “manifestantes profesionales”, se dirigieron hacia donde estaban los estudiantes, para finalmente quedarse enfrentados con Sandmann, que no hizo otra cosa más que quedarse parado.

“Mientras que los medios de comunicación me retrataron como un agresor con una sonrisa implacable en mi cara, en realidad el video confirma que estaba de pie con las manos en la espalda, y una sonrisa torpe en mi cara,” recontó Sandmann y agregó “Antes que supiera que estaba pasando, todo terminó”.

Pero no terminó. De un momento para otro, un video parcial del incidente se hizo viral y los medios principales como CNN, Washington Post, entre otros, crearon la escena perfecta para mostrar la ‘maldad’ de los simpatizantes de Trump: Un niño blanco que le faltó el respeto y desafió a un pobre nativo americano que solo intentaba calmar la situación.

“Mi vida cambió para siempre en ese momento. La máquina de guerra completa de los medios de comunicación se aceleró en el modo de ataque. Lo hicieron sin investigar el video completo del incidente, sin investigar los motivos del Sr. Philips, o sin preguntarme mi versión de la historia”, explicó Sandmann. “¿Y saben por qué? Porque la verdad no era importante. Lo único que importaba era el avance de su narrativa anticristiana, anti conservadora y anti-Donald Trump. Y si el avance de su narrativa arruinó la reputación y el futuro de un adolescente de Covington, Kentucky, que así sea. Eso le enseñará a no usar más una gorra MAGA”.

Nick Sandmann enfatizó por qué es importante su historia para las elecciones próximas: “En noviembre creo que este país debe unirse al presidente que critica a los medios de comunicación y se niega a permitirles crear una narrativa en lugar de informar sobre los hechos”.

Nick alentó a todos a votar por Trump: “Juntos creo que todos debemos hacer valer nuestros derechos a la Primer Enmienda y no escondernos de los medios de comunicación o de las compañías tecnológicas o de la mafia de odio tampoco. Vale la pena luchar por esto, vale la pena votar por esto, y esto es lo que Donald Trump se esfuerza por hacer.”

Nick Sandmann recientemente ganó dos importantes demandas por difamación contra CNN y Washington Post, lo que prueba que los medios de comunicación en realidad usaron el incidente para tergiversar a los estudiantes conservadores en lugar de informar sobre lo que realmente sucedió.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com