Redacción BLesUn proyecto de ley presentado por nueve representantes de Dakota del Norte haría que el fiscal general del estado revise cada una de las órdenes ejecutivas del presidente, Joe Biden, y las que se aparten de la constitución serán rechazadas dentro de la jurisdicción del estado. 

El proyecto de ley HB1164 fue presentado por el representante republicano Tom Kading  y específicamente revisará la constitucionalidad de las normas de Biden que se refieren a los temas que se citan a continuación, de acuerdo con National File del 3 de febrero. 

A pandemias u otras emergencias sanitarias, a la regulación de los recursos naturales, incluyendo el carbón y el petróleo, a la regulación de la industria agrícola y al uso de la tierra.

Asimismo las que regulen el sector financiero en relación con las normas medioambientales, sociales o de gobernanza y  también el derecho constitucional a tener y portar armas.

Además, el representante estatal Sebastian Ertelt (R), presentó otro proyecto de ley que anularía la legislación inconstitucional de aplicación federal.

Mientras se aprueban los proyectos citados se mantendrán las órdenes ejecutivas de Biden en suspenso.

Las posibilidades de que se aprueben son altas dado que los republicanos de Dakota del Norte controlan el Senado 40 a 7, y la Cámara 80 a 14. 

Le recomendamos:

Por su cuenta Dakota del Sur emitió proyectos de ley similares a los de Dakota del norte y la constitución de su congreso es muy similar por lo que muy probablemente apruebe estas propuestas legislativas. 

Las decisiones de estos estados son constitucionales, y no están obligados a seguir regulaciones que se aparten de la Constitución Federal. 

Dakota del Norte y Dakota del Sur se unen así a Texas, cuyo gobernador optó por defender los empleos en su estado, amenazados por el ataque de Biden a los proyectos energéticos que desarrollen las industrias del petróleo y del gas.  

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que no permitirá que la administración Biden destruya los empleos en el Estado y firmó una orden ejecutiva para que todas las agencias estatales se preparen a desafiar las acciones federales que amenacen su industria energética.

“Estoy en Midland para dejar claro que Texas va a proteger la industria del petróleo y el gas de cualquier tipo de ataque hostil lanzado desde Washington D.C.”, de acuerdo con el medio local NBC DFW del 28 de enero.

Asimismo, Abbott vetará leyes relacionadas con el “nuevo acuerdo verde”, en caso de que se apruebe, e impulsó una legislación para evitar la prohibición de los aparatos de gas natural.

José Hermosa– BLes.com