Redacción BLesLa elección de la administración Biden de la presidenta de la Universidad de Pensilvania (UPenn), Amy Gutmann, como próxima embajadora de Estados Unidos en Alemania, reavivó el escándalo de decenas de millones de dólares de dinero ‘oscuro’ aportados al Centro Biden desde China.

La nominación de Gutmann la presentó el presidente estadounidense, Joe Biden, el 2 de julio y de inmediato se relacionó con las reclamaciones de transparencia por los orígenes de al menos 70 millones de dólares donados al Centro Biden para la Diplomacia y el Compromiso Global de la UPenn, según el medio alternativo The Election Wizard del 4 de julio.  

Gutmann ha sido presidenta desde el 2004 de la UPenn, que pertenece a la Ivy League en Filadelfia, y que fue donde Biden estableció un centro de política exterior tras su vicepresidencia durante la administración Obama, de acuerdo con Breitbart.  

Después de que Biden se anunciara como candidato a la presidencia en abril de 2018, la universidad recibió más de 70 millones de dólares de China, de los cuales 22 millones figuraban como “anónimos”, informó el Centro Nacional Legal y Político [NLPC, por la sigla en inglés].

En el 2019 Y en 2019, los donantes posiblemente vinculados con el Partido Comunista de China (PCCh), enviaron también  26,9 millones de dólares al centro, 6 millones de ellos también de fuente anónima. 

Es de tener en cuenta que la ley federal requiere la divulgación de la fuente de todas las donaciones de más de 250.000 dólares.  

El mismo NLPC, una organización de interés público sin fines de lucro, solicitó una investigación al Departamento de Educación porque la UPenn no reveló la fuente de los millonarios aportes provenientes de China desde 2013, en cumplimiento de la ley.

Además, solicitó que se remitiera al Departamento de Justicia para que presentara una acción de ejecución, que exija el cumplimiento y recupere todos los costes de la investigación, en mayo del 2020. 

Frente a estas irregularidades, el presidente del NLPC, Peter Flaherty señaló: “Es evidente que el Centro Biden está en deuda con China para sus operaciones. Esto tiene un efecto insidioso en la configuración de los programas que produce”.

Le recomendamos: Francisco ROMPE todos los límites y CAMBIA la doctrina cristiana

Ad will display in 09 seconds

Por otro lado, agregó el 3 de julio: “La Universidad de Pensilvania ha obstaculizado todas las investigaciones sobre las identidades de los donantes chinos que hicieron donaciones anónimas de 22 millones de dólares a la universidad”.

Y reiteró: “Creemos que es hora de que ella [la Dra. Gutmann] responda a la pregunta e identifique a los donantes”.

“El mundo académico está inundado de dinero chino”, dijo Flaherty. “Es hora de que los administradores empiecen a responder a las preguntas al respecto”.

En posible compensación, el Centro Biden copatrocinó el Simposio de Investigación Penn China 2020 el 31 de enero de 2020, en el que habló el Embajador Huang Ping, Cónsul General de la República Popular China en Nueva York, en medio del polémico manejo del PCCh de la pandemia del coronavirus, que se originó en Wuhan, China.

En el mismo sentido se manifestó el abogado de la NLPC, Paul Kamenar, diciendo:  “Estas donaciones multimillonarias de China ya son suficientemente malas, pero las flagrantes violaciones de los informes a lo largo de los años son simplemente indignantes”.

Además de  los numerosos funcionarios de alto rango que han tenido vínculos con el PCCh en el pasado, nombrados en la administración Biden, son notorias las decisiones tomadas por los demócratas en el Congreso que tienden a proteger al PCCh y a sus polémicas políticas.

La situación se complica aún más al observar que las empresas beneficiadas económicamente con favorecimientos legislativos vuelcan abundantes donaciones a las arcas del partido, tal como lo señala The Federalist del 29 de junio. 

José Hermosa – BLes.com