Preparando puntos de accesos vía wifi y configurando antenas, los habitantes de la isla buscan proteger el servicio que los mantendrá comunicados entre ellos y con el resto del mundo durante la marcha del 15 de noviembre contra la dictadura

Restringiendo el acceso a internet, el régimen cubano cortó las comunicaciones el 11 de julio entre los manifestantes que salieron a expresarse en las calles contra la dictadura, redujo la difusión de contenido al mundo y controló la información sobre la represión y las detenciones arbitrarias. Pero los cubanos están tomando previsiones para evitar que este bloqueo se repita en la marcha del 15 de noviembre, trabajando desde ya con herramientas que dificultarán al régimen restringir el uso de VPN para evadir los controles estatales.

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba SA (ETECSA) se apoya en China, proveedora de la infraestructura de internet en el país caribeño, para llevar a cabo los cortes. De hecho, la dictadura utiliza el software de administración de red de Huawei eSight para ayudar a filtrar las búsquedas en la web. Ya este antecedente es suficiente para que los cubanos decidan blindar sus comunicaciones digitales.

La fuente que declaró al portal cubano —con su identidad resguardada— aseguró que están preparando varios servicios locales web para mantener la comunicación en caso de un corte total de internet.

«Guerra avisada»

Los cubanos que quieren libertad no están solos. Personalidades de todo el mundo firmaron una carta de la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) en respaldo a la próxima marcha. Figuras como el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, junto a Isabel Díaz Ayuso, presidente de la comunidad de Madrid, recordaron que Cuba padece la “dictadura más longeva de la historia de América Latina, privada de los más elementales derechos humanos”.

A esas ansias de libertad se suma la iniciativa para evitar quedar aún más aislados tecnológicamente. «Ya esto es una guerra avisada, por eso pienso que los administradores de Snet y de todas las redes de barrio debemos estar preparados para brindar nuestro apoyo y mantener la comunicación”, agregó el administrador de uno de los nodos de Snet.

Cuentan con equipos potentes con enlaces de más de 20 km, dijo Eduardo Gómez, otro joven informático. «Es únicamente cuestión de reconfigurar y orientar nuevamente las antenas para enlazarnos y estar comunicados todo el tiempo”.

Telegram, Facebook y WhatsApp fueron algunas de las plataformas que dejaron de funcionar en la isla cuando las protestas hicieron temblar al régimen cubano, el cual tuvo que convocar a una concentración en el malecón de La Habana con la presencia del dictador Miguel Díaz-Canel y un deteriorado Raúl Castro. También otorgó algunas concesiones para intentar apaciguar a los manifestantes.

Las horas están contadas para la próxima marcha de cubanos sometidos a más de seis décadas de pobreza y constantes represalias por pensar distinto. Al grito de “Patria y vida” volverán a exigir el fin de la dictadura.

Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.