El régimen de Cuba anunció este martes (31.03.2020) la suspensión de los vuelos comerciales y charter a la isla y pidió la retirada de las embarcaciones extranjeras de sus aguas territoriales, para frenar la expansión del virus del PCCh (Partido comunista chino), del que suman seis muertos y 186 casos diagnosticados en el país.

El primer ministro Manuel Marrero anunció la medida durante una reunión gubernamental en la que consideró que la llegada de vuelos procedentes del extranjero constituye “un riesgo para los cubanos”, según informó la agencia noticiosa oficial, Prensa Latina.

La decisión entra en vigor en 48 horas y llega una semana después de que Cuba cerrara sus fronteras parcialmente, permitiendo solo la entrada a los residentes en el país, que a su llegada debían guardar una cuarentena obligatoria de dos semanas.

Marrero dijo que aunque pidieron el retiro de embarcaciones, “se le continuará brindando apoyo a las tripulaciones de las naves con viajeros enfermos o cuyas embarcaciones tengan problemas técnicos”.

Aunque desde hace una semana ya no podían entrar a Cuba personas no residentes, aún quedan en la isla 20.392 turistas, de los que 13.010 son extranjeros y 7.381 cubanos con residencia en otros países. Ninguno de ellos puede salir de sus hoteles o alojamientos privados.

Hay 27.000 cubanos bajo “vigilancia preventiva” (Via DW)

La isla se encuentra en una fase pre-epidémica ante la pandemia del virus del PCCh, según el régimen, que ha tomado medidas como cierre de escuelas, restricción de actividades en sectores no imprescindibles o suspensión de eventos públicos, aunque no confinamiento domiciliario.

A día de hoy Cuba suma 186 casos de virus dl PCCh, seis fallecidos y mantiene a 2.837 personas aisladas en instalaciones sanitarias, mientras otras 27.139 se mantienen en vigilancia preventiva en sus hogares, según datos oficiales.

También este martes, el presidente Miguel Díaz-Canel anunció la suspensión del emblemático desfile del 1 de mayo, que se realiza todos los años en la Plaza de la Revolución de La Habana, como medida de prevención ante la pandemia.

Desde el triunfo de la revolución en 1959, el desfile por el Día del Trabajo en Cuba se convirtió en una de las mayores actividades del régimen donde, según las autoridades, se llegan a congregar en la capital más de un millón de personas.

La última vez que esta actividad fue suspendida fue en 1994 y 1995, cuando Cuba enfrentaba una dura crisis económica a la que se le denominó “período especial”, tras la caída de la Unión Soviética y el bloque de países comunistas.

DW.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Temas: Categorías: América

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.