Redacción BLes – Cuba pagó a Brasil, uno de los principales proveedores de alimentos e infraestructuras de la isla, solo la cuarta parte de la deuda correspondiente al mes de junio al tiempo que se atrasan nuevas cuotas, en mitad de la distensión que enfrenta a ambos países desde noviembre.

Cabe destacar que 6 de los 8 millones de dólares de la cuota mensual quedaron pendientes, entrando en la categoría de impago parcial al haber transcurrido los ciento ochenta días que comprende el plazo legal, según fuentes diplomáticas citadas por AFP.

Al haberse agotado los seis meses de rigor, el tesoro brasileño deberá indemnizar la mensualidad al Banco Nacional de Desarrollo (BNDES), que ha prestado dinero al régimen cubano para la construcción del puerto de Mariel y al Programa de Exportaciones (PROEX) por la venta de suministros alimenticios. 

Asimismo, detalló que las sucesivas cuotas desde julio hasta la fecha se encuentran “atrasadas”. El total de lo que adeuda Cuba a Brasil asciende a cerca de 700 millones de dólares, 597 millones de dólares al BNDES -por un plazo de 25 años-, y 100 millones de dólares al PROEX.

Cancelación del programa “Más Médicos”

El mes pasado, comenzaron las tensiones entre ambos países cuando el presidente electo, Jair Bolsonaro, ofreció asilo político a miles de médicos cubanos que formaban parte de la misión “Más Médicos” en Brasil, calificando sus condiciones de trabajo de “semiesclavitud”.

El futuro mandatario brasileño, que asumirá la presidencia el primero de enero, aludía a que las autoridades cubanas se embolsaban el 70% de los salarios de los facultativos cubanos, quienes además tenían que soportar un régimen de estrecha vigilancia y unas condiciones de vida precarias, sin la posibilidad de llevar a sus familiares a Brasil.

En respuesta a las declaraciones de Bolsonaro, el estado socialista cubano, cuyo principal rubro de exportación son los servicios de salud, que ya había visto descender la demanda de Venezuela debido a la crisis que azota el país, pidió a los 8.300 médicos desplazados en Brasil que retornaran al país, lo cual le ha podido reportar pérdidas millonarias que le impedirían hacer frente a la deuda brasileña.

“Los 200 primeros que se fueron eran todos agentes cubanos o integrantes del Ejército cubano. Estaban aquí vigilando el trabajo esclavo practicado por ellos aquí dentro, con la connivencia del Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva”, arremetió Bolsonaro después de hacerse pública la notificación de las autoridades cubanas, de acuerdo a Ciber Cuba.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!