Redacción BLesEl representante republicano Devin Nunes (R-CA) afirmó el pasado viernes, que los conservadores deberían de tener cuidado con los problemas de seguridad que han sido identificados en las máquinas de votación, tras los reclamos de que estas transfirieron votos del presidente Trump al candidato demócrata Biden.

Durante una entrevista con Stinchfield de Newsmax Tv, Nunes se refirió a los problemas de seguridad identificados en las máquinas de votación como “la gran preocupación de todos los conservadores”.

“Se fueron a la cama [en la noche de las elecciones] … con Wisconsin, con Michigan, con Pennsylvania y parecía que no había manera de que Trump pudiera perder”, acotó Nunes para luego agregar: “Se despiertan y él los perdió a todos y sigue perdiéndolos”.

Para el representante republicano la preocupación radica en si las máquinas de votación no son seguras. Y además indicó que la problemática tendría de preocupar a la campaña de Biden, que debería de considerar un recuento de los votos.

“Creo que el hecho de que la campaña de Biden no lo esté haciendo y que los medios de comunicación continúen encubriéndolo es un problema”, aseveró el congresista.

Nunes aprovechó además para criticar a las grandes plataformas tecnológicas de las redes sociales por impartir una campaña de censura relacionada al cada vez más documentado fraude electoral, así como a las reiterativas restricciones a la cuenta personal de Twitter del presidente Trump.

“Es de vital importancia … llegar a un lugar donde las personas puedan obtener información precisa y no ser censuradas”, dijo, Nunes indignado, “Twitter me ha estado censurando durante cuatro años”.

Le recomendamos:

Un mensaje en Twitter del presidente Trump puesto en duda por la misma red social mediante una etiqueta, alega que Dominion eliminó 2.7 millones de votos suyos a nivel nacional, citando un análisis de datos que encontró que además 221 mil votos en Pensilvania fueron cambiados de Trump a Biden.

“941.000 VOTOS DE TRUMP BORRADOS. LOS ESTADOS QUE UTILIZARON LOS SISTEMAS DE VOTACIÓN DE DOMINION CAMBIARON 435.000 VOTOS DE TRUMP A BIDEN”, concluye el mensaje del presidente que cita un informe de OANN.

Recientemente se dio a conocer que Eric Coomer, vicepresidente de Dominion Voting Systems, empresa responsable de administrar las máquinas de votación, reconoció en 2016 que los funcionarios electorales podían manipular los resultados.

Ante las denuncias de que los sistemas de Dominion transferían votos de Trump a Biden, el empresario Joe Oltmann, se tomó el tiempo para investigar el perfil de Coomer, descubriendo que es un crítico de Trump.

Una cámara encubierta grabó en 2016, a la representante de la organización “Defender el Voto”, Sharon Meroni, haciendo preguntas a Coomer sobre la posibilidad de manipular los sistemas de voto, a lo cual él responde de manera afirmativa.

Mientras tanto, el abogado Lin Wood, quien se vinculó hace poco al equipo legal de la campaña Trump dio a conocer que el régimen comunista chino intentó socavar las elecciones a través del software Dominion buscando beneficiar al demócrata Joe Biden.

Dominion es una empresa que funciona como un blanco para el lobby por parte de personas cercanas al partido demócrata, como el exjefe de personal de la presidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, o el esposo de la senadora de California Dianne Feinstein, Richard Blum.

De acuerdo con el medio impreso San Francisco Chronicle, Blum posee un detallado historial de relaciones con empresas vinculadas al Partido Comunista chino (PCCh).

César Munera – BLes.com