QUITO (Reuters) – La Corte Electoral de Ecuador aprobó el viernes la realización el 4 de febrero de un referéndum, convocado por el presidente Lenín Moreno para cambiar la Constitución y que ha dividido al movimiento político oficialista.

Moreno decretó la votación para suprimir la reelección indefinida, porque consideró que la Corte Constitucional se demoró en atender su solicitud sobre el referendo e incumplió plazos legales.

“Una vez que se ha declarado el período electoral y se ha aprobado la convocatoria a las elecciones nada ni nadie las puede detener. Todas las demás funciones del Estado se ponen al servicio de la democracia”, dijo la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Nubia Villacís, a periodistas.

El expresidente Rafael Correa ha calificado el referéndum como un “golpe de Estado” y algunos de sus legisladores presentaron pedidos ante la Corte Constitucional para frenar su convocatoria.

La supresión de la reelección indefinida en la Constitución cerraría el camino para que Correa vuelva al poder en el futuro, según analistas.

Además de la reelección presidencial, Moreno quiere que los ecuatorianos se pronuncien sobre el reemplazo de un ente que propone a las autoridades de control y sancionar a funcionarios involucrados en actos de corrupción, entre otros.

La corte electoral prevé que más de 13 millones de ecuatorianos voten en el referéndum, cuya campaña electoral comenzará el 3 de enero y durará 30 días.