El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) sesionó este viernes para analizar la situación de la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) en el hemisferio y los retos que plantea el panorama económico que enfrentan los países en de la región.

En el encuentro convocado por la OEA, a petición de Costa Rica, se permitió exponer las realidades a las cuales se están enfrentando algunos países y la propuesta en bloque del organismo para compartir conocimientos científicos propuesto por algunos jefes de Estado, entre ellos el presidente costarricense, Carlos Alvarado.

¨…El presidente Alvarado, desde hace un mes, ha promovido ante la Organización Mundial de la Salud la creación de un instrumento global para compartir conocimiento científico que permita acelerar el descubrimiento y desarrollo de pruebas, tratamientos, equipamiento y tecnologías y de pruebas de libre acceso o al menos a precios razonables para toda la humanidad ¨, expuso el canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano.

El ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Miguel Vargas hizo un llamado a pensar en las personas de más escasos recursos y recomendó la creación de “un fondo mundial coordinado con ONU, OMS (Organización Mundial de la Salud), FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), PMA (Programa Mundial de Alimentos) y Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia)¨ para enfrentar este escenario de COVID-19

Esta crisis puede ser una oportunidad para disminuir la brecha de oportunidades en la sociedad¨, sentenció Vargas.

En la reunión participó el director adjunto de la Organización Panamericana de la Salud, (OPS), Jarbas Barbosa da Silva Jr., quien expuso que la tasa de letalidad del virus en el Caribe es la más alta en todo el continente, ya que se ubicó en 4,87%, le siguen Norteamérica con 4,75%, América del Sur con 4,61% y América Central, con una tasa de letalidad 3,17%.

“En Nicaragua la situación es todavía indeterminada, pues no hay datos para poder hacer una evaluación para saber cómo se encuentra la situación, hay pocos casos en nuestra visión pero se necesita más información para hacer una evaluación”, explicó el experto de la OPS.

La probable crisis financiera

En la reunión también se abordaron los escenarios financieros y económicos que presenta el virus del PCCh para los países de las Américas.

“El crecimiento de la región dependerá de los países más grandes, pero los más pequeños también podrían impactar en el crecimiento de la región, ya que algunos dependen de remesas y turismo”, explicó Eric Parrado, Economista Jefe y Gerente General del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Parrado agregó que el “resumen es que nuestra región está viviendo una triple parada súbita de: movilidad, comercio y capitales”.

Una situación que preocupa al secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, ya que considera que la pandemia está teniendo está afectando a los países en lo sanitario, social y económico.

“La secretaría general de la OEA hace un llamado a los países desarrollados a capitalizar las instituciones financieras multilaterales para que no solo brinden créditos en condiciones excepcionales, sino que también puedan enfrentar fondos no reembolsables para que puedan enfrentar la contingencia sanitaria y sus consecuencias en la salud de la población”, afirmó Almagro, quien recordó que no existen salidas individuales a la emergencia por el virus del PCCh, sino que deben ser colectivas.

Mientras que el embajador Luis Alvarado, de Nicaragua, hizo un llamado para eliminación de bloqueos económicos como el que enfrentan algunos funcionarios de su país.

¨…Aún resuenan las voces de los pueblos como el nicaragüense y naciones del mundo que demandan que se ponga fin a las políticas unilaterales ilegales llamadas sanciones, que se condone la deuda a los países pobres y cese el bloqueo económico y financiero que se sigue manteniendo en contra de diversas naciones del planeta, en contravención de los principios del Derecho Internacional y de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, cuya transgresión pone en peligro la paz y la seguridad internacionales”, explicó el diplomático nicaragüense.

En tanto que el representante de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, reaccionó tras esta declaración de Nicaragua.

¨Instamos a los estados miembros a tener en cuenta las ventajas comparativas de la institución y el papel que puede desempeñar en cuanto a la respuesta ante la pandemia. Específicamente, no abordemos en la OEA temas que pueden ser abordados de mejor manera en otros organismos”, respondió Trujillo.

El funcionario estadounidense informó que su país ha puesto a disposición 270 millones de dólares en asistencia humanitaria.

“Nuestros compromisos totales son de más de 775 millones hasta la fecha, estamos utilizando todas las herramientas disponibles para minimizar los daños de la pandemia, restaurar el crecimiento económico, restaurar los mercados y fortalecer la resiliencia”, detalló Trujillo.

Mientras que el embajador del gobierno interino de Venezuela ante la OEA, Gustavo Tarre, denunció que la represión selectiva contra el personal de salud, periodistas y dirigentes sociales ha aumentado en la nación neogradina.

“Se contabilizan al menos 39 detenciones arbitrarias desde que comenzó la cuarentena el pasado 16 de marzo y el Colegio Nacional de Periodistas ha informado que, en lo que va de la cuarentena, 18 periodistas han sido detenidos por informar sobre el estado de los servicios de salud. Igual circunstancia ha sido denunciada por la Federación Médica Venezolana, en síntesis, el escenario real, es uno del agravamiento acelerado de las condiciones de vida de los venezolano”, relató Tarre.

Fuente: Voz de América.

Le puede interesar: ¿Qué tienen en común los países más afectados por el coronavirus?