El Congreso de Estados Unidos que aprobó los presupuestos presentados por los presidentes anteriores al presidente Donald Trump, sería el culpable del déficit federal acumulado que sufre la nación, según John R. Smith, presidente de BIZPAC, el Comité de Acción Política Empresarial del Condado de Palm Beach.

En este sentido Smith recuerda que de acuerdo con la Constitución es el Congreso el que decide la cantidad de los impuestos federales, y cuánto gastará el gobierno federal y no el presidente.

La Casa Blanca publicó la propuesta del presidente Trump para el  presupuesto 2021, financiando a todos los departamentos federales y otras agencias, con reducciones para varias agencias federales y cuidando al Pentágono, al Medicare y la Seguridad Social.

El presidente Trump programa reducir en 4.4 billones de dólares el gasto federal en los próximos 10 años, procurando balancear en 15 años el déficit que se ha acumulado a lo largo de décadas.

Es de tener en cuenta que el Congreso ordena que dos tercios de todos los gastos federales se basen en fórmulas y luego promulga los mandatos que finalmente firma el presidente. Igualmente, determina el proceso a seguir para aplicar el otro tercio del presupuesto.

En este sentido no se presenta fácil el proceso de aprobación del presupuesto dado que la mayoría de los representantes en la Cámara de Representantes pertenecen al Partido Demócrata, y la oposición declarada de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi.

En caso de obtener la aprobación del presupuesto, se reduciría la burocracia federal, se remodelaría el gobierno federal y se produciría un superávit presupuestario para 2035.

En cuanto a ahorros, el presupuesto presentado por el presidente Trump implicaría una disminución de 135.000 millones de dólares para los próximos diez años, mediante una reforma integral de precios de los medicamentos.

Varias de las propuestas contempladas en la proyección del presupuesto fortalecerían las finanzas de Medicare.

Asimismo, el 89% del Seguro Hospitalario (HI, por la sigla en inglés) será pagado con el dinero obtenido por las recaudaciones de los impuestos sobre la nómina de sueldos y otros ingresos.

Por su parte, el Departamento de Salud y Servicios Humanos calcula que el HI obtendría su financiación por los siguientes 25 años, reseña el medio progresista Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas (CBPP, por la sigla en inglés), que también cree que el Medicare se debilitaría.

La gestión del presidente Trump a lo largo de sus tres años de gobierno ha llevado la economía del país a niveles de gran desempeño, y estos resultados actúan a su favor para obtener la aprobación del presupuesto para el año 2021.

“… Desregulando, bajando los impuestos y apoyando las políticas de libre mercado, el presidente Trump ha creado la economía más exitosa de la que se tiene registro, con el desempleo alcanzando niveles bajos generacionales y mínimos históricos para los afroamericanos, los hispanos, los discapacitados, los veteranos y muchos otros estadounidenses trabajadores”, destacó la secretaria de prensa nacional de la campaña de Trump, Kayleigh McEnany, ante Fox News.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

videoinfo__video2.bles.com||6934e94b0__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.