La Asamblea Legislativa de Bolivia eligió en la madrugada del jueves a los seis miembros de un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) y otros seis suplentes, quienes tendrán como misión inmediata la convocatoria y organización de las elecciones de 2020.

La medida es clave en momentos en que Bolivia busca volver a la normalidad. Las elecciones del pasado 20 de octubre fueron anuladas tras constatarse que hubo manipulación en los resultados a favor del expresidente Evo Morales.

El supuesto fraude electoral desató fuertes protestas de opositores y partidarios que derivaron en la muerte de 35 personas. Morales se vio obligado a renunciar el 10 de noviembre, se asiló en México y ahora está instalado en Argentina como refugiado.

Los nuevos miembros de la entidad electoral fueron escogidos entre más de 300 candidatos y según la Constitución, tres debían ser mujeres y al menos dos de condición indígena o campesina.

Los elegidos fueron Óscar Hassenteufel Salazar, Francisco Vargas Camacho, Daniel Atahuichi Quispe, Angélica Ruiz Vaca Diez, Rosario Baptista Canedo y Nancy Gutiérrez Salazar.

La presidenta interina Jeanine Añez había previamente nombrado como autoridad del nuevo Tribunal Electoral a Salvador Romero.

El nuevo TSE deberá ahora fijar una fecha para los comicios en los que se elegirá a un nuevo presidente de Bolivia y se renovará la totalidad del legislativo. Horas antes, se solicitó una ampliación del plazo de dos a 10 días para la elaboración del calendario electoral, informó el vocal Salvador Romero.

Representantes de organismos internacionales como de la OEA, la Unión Europea y de la Iglesia Católica estuvieron en la sesión.

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds