El registrador de la nación, Alexander Vega, confirmó que junto al FBI y la Policía Nacional, la institución que dirige velará por la operatividad de la plataforma comicial en 2022

Colombia contará con el apoyo del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI) de Estados Unidos para evitar hackeos en el sistema electoral durante las elecciones presidenciales previstas para el 29 de mayo de 2022.

El registrador de la nación, Alexander Vega, confirmó que junto a la institución norteamericana y la Policía Nacional, la institución que dirige velará por la operatividad de la plataforma comicial ante “la amenaza latente que tiene la comunidad internacional frente a los ciberdelincuentes y Colombia no será la excepción. Son claros los informes de inteligencia sobre todo lo que estamos viendo en el mundo, los ataques de inteligencia”, publica la emisora W Radio.

La disposición forma parte de los avances del calendario electoral que además establece el 17 de diciembre como fecha tope para la presentación de firmas de los aspirantes que serán certificadas el 19 de enero por la Registraduría para la inscripción de candidaturas.

Quienes cumplan con el requerimiento comenzarán la campaña presidencial el 29 de enero, cuatro meses antes de la primera vuelta.

La fórmula ganadora (candidatos a presidente y vicepresidente) deberá obtener la mitad más uno del total de votos válidos, de lo contrario se realizará el 19 de junio una segunda vuelta entre los dos candidatos con mayor votación. Antes de los comicios presidenciales se efectuarán las elecciones legislativas el próximo 13 de marzo de 2022.

Por la transparencia

El ministro del interior, Daniel Palacios, anunció que la instalación de la Comisión Nacional para la Coordinación y Seguimiento de los Procesos Electorales forma parte del Ágora II conformado por varios subcomités para prevenir el fraude electoral y brindar garantías en temas como el financiamiento electoral.

Por su lado, el presidente Iván Duque exhortó a convertir las dos jornadas comiciales de 2022 en “las más transparentes en la historia de Colombia”.

También dijo que espera un debate sano sin agresiones ni desprestigio de ninguna de las partes, considerando que “son esos sentimientos hirsutos de ver en la política expresiones de odio los que hay que rechazar y más bien concentrarse en que la libertad de elegir en democracia sea la que le permita al ciudadano discernir en la capacidad de las propuestas”.

Un fantasma en la región

Colombia intenta espantar el fantasma del fraude electoral instalado en la retórica de candidatos y líderes tanto de derecha como de izquierda que convierten el amaño de los votos en un “cuento de nunca acabar en América Latina”. Así lo describe el diario chileno La Tercera.

La “caída del sistema” en las elecciones de México en 1988, cuyo proceso terminó por reconfigurar el aparato electoral del país para gestar el actual Instituto Nacional Electoral, y las elecciones de Perú en el año 2000, cuando se acusó a Alberto Fujimori de falsificar un millón de firmas para promover su tercer mandato marcaron el camino hacia la desconfianza en los sufragios en la región.

Venezuela, Bolivia y Perú son tres naciones donde los resultados electorales son debatidos hasta en el exterior por las irregularidades detectadas tanto en la emisión de votos como en el escrutinio. Una realidad que motivó a la senadora colombiana del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, a reunirse con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para fijar “estrategias de protección para que no haya fraude electoral”, así lo divulgó en sus redes la parlamentaria, cuyo nombre suena entre los favoritos para quedarse con la candidatura del partido del expresidente Álvaro Uribe.

Gabriela Moreno – Panampost.com

Temas: