Redacción BLes – El Departamento de Salud del Condado de Lenawee, Michigan, recientemente presentó una serie de demandas ante un juzgado para que una comunidad amish, conformada por 14 familias, renuncie sus hogares si no acceden a modernizar el sistema de alcantarillado.

El caso que amenaza con destruir el estilo de vida y las costumbres de dicha comunidad está recibiendo el respaldo de la Unión de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), cuyos abogados señalaron que la manera en la que viven no representa una amenaza para nadie, acorde a lo informado por el Washington Times.

En un comunicado de la ACLU, se señala que junto con la firma de abogados Wright & Schulte, LLC, se instauró una demanda contra el Departamento de Salud del Condado de Lenawee por violar los derechos constitucionales y civiles de una comunidad amish del Viejo Orden, amenazando con demoler sus viviendas.

Como señala ACLU en el comunicado, los amish se abstienen de usar energía eléctrica, energía hidráulica, agua corriente y otras tecnologías modernas.

Phil Mayor, abogado principal de la ACLU, señaló: “Los residentes del condado de Lenawee deberían estar indignados de que sus funcionarios locales, utilizando el dinero de los contribuyentes y en nombre del condado, hayan condenado las casas de sus vecinos amish y amenacen con demoler sus casas y dejarlos sin hogar”.

Por su parte, el condado sostuvo en un comunicado que estaba dispuesto a trabajar con los propietarios y enfatizó que en ningún momento ha demolido una casa por inclumplimiento del código de salud.

“Hay opciones seguras para las dependencias que se han presentado a las familias y que el propio condado ha implementado para instalaciones en los parques del condado”, agregó el comunicado, según informó la agencia de prensa internacional UPI.

En ese mismo sentido el alcalde del condado pronunció que no tiene conocimiento de ningún problema de salud causado por la eliminación de aguas residuales, según la agencia antes citada.

Por otro lado, La ACLU es una organización que en distintas ocasiones ha sido cuestionada por líderes cristianos, acusándola de oponerse a los valores religiosos tradicionales al haber implementado una serie de demandas en todo el territorio estadounidense para eliminar las cruces cristianas así como los mandamientos públicos de las iglesias.

Según expresó la Coalición de Valores Tradicionales, organización cristiana conservadora de EE. UU.: “la Unión Americana de Libertades Civiles afirma estar dedicada a proteger las libertades de todos los estadounidenses. Pero su legado es defender a los pornógrafos, abusadores de niños, abortistas y despojar a nuestra nación de su herencia judeocristiana”, de acuerdo con un informe publicado por The Christian Post en el 2007.

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds