Redacción BLes– Ante la oleada de fraude sin precedentes presentada en las elecciones presidenciales del 2020 en Estados Unidos, el senador republicano de Carolina del Sur, Tim Scott, presentó una legislación sobre la integridad electoral.

Para Scott el proyecto representa un esfuerzo por investigar a fondo lo ocurrido, y recomendar formas de evitar las irregularidades que engañaron la voluntad electoral de los casi 75 millones de electores que votaron por la reelección del presidente, Donald Trump, señala Townhall del 6 de enero. 

“No podemos avanzar sin mirar hacia atrás y examinar los temas que llevaron a millones de estadounidenses a perder la confianza en nuestro sistema electoral”, declaró Scott, en su página web. 

Para Scott entre las posibles causas del escandaloso fraude se podría encontrar el apresuramiento y la falta de planificación, sin mencionar las posibles malas intenciones de los demócratas y sus aliados, entre ellos el Partido Comunista de China. 

Le recomendamos:

Y agregó: “Si bien cada elección tiene un mínimo de fraude, las circunstancias en torno a la pandemia llevaron a múltiples estados a realizar cambios apresurados y tal vez mal planificados en sus sistemas electorales semanas antes de la elección presidencial”.

En su proyecto Scott propone la creación de una Comisión de Integridad Electoral, y otras disposiciones en un intento por recuperar la confianza de los ciudadanos en el proceso electoral, y menciona la fragilidad de la libertad en el sentido que le dio el expresidente Ronald Reagan. 

“’La libertad nunca está a más de una generación de la extinción’, y ahora más que nunca es nuestro deber recuperar la confianza del votante estadounidense”, advirtió Scott, según Townhall. 

La comisión estaría integrada por 9 miembros nombrados por el Líder de la Mayoría del Senado y 9 por la Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi. 

Scott considera que el impacto causado por el virus del PCCh (Partido comunista de China) habría afectado los procedimientos y por eso solicita que la de ser creada la comisión que propone estudie esos efectos.

También las implicaciones del voto por correo, el adecuado registro de los votantes, y otras prácticas que refuercen la confianza de los electores en el país. 

De acuerdo con las investigaciones y la gran cantidad de evidencias recopiladas por el equipo legal del presidente estadounidense, Donald Trump, la trama de engaños fue creada por muchos actores, a diferentes niveles y aún de diferentes nacionalidades.

A tan solo 14 días de la fecha crucial registrada en la Constitución de Estados Unidos para la posesión del presidente que dirigirá el país durante los próximos cuatro años, aún hay posibilidades de que se haga justicia a los cerca de 75 millones de votantes que eligieron al presidente Trump.

José Hermosa – BLes.com