Las versiones de la aliada política de Gustavo Petro contradicen a las autoridades hondureñas. Comunicados oficiales y videos muestran que sí está retenida, que sí estuvo en la Casa Presidencial y que además la acompañó una persona investigada por vínculos con las FARC

La senadora electa por el izquierdista Pacto Histórico, Piedad Córdoba, está retenida en Honduras y seguirá a la orden de las autoridades del país centroamericano por al menos 78 horas mientras aclara el origen unos 68000 dólares sin declarar, detectados en su equipaje cuando intentaba abordar un avión de regreso a Colombia luego de una estadía de tres días en Tegucigalpa.

En una entrevista con Blu Radio, el director ejecutivo del Instituto Nacional de Migración de Honduras (INM), Allan Fernando Alvarenga, confirmó que la aliada del candidato presidencial Gustavo Petro permanecerá en la Estación Policial Metropolitana #1 de la capital hondureña durante las investigaciones.

«Al no haber declarado, estamos ante una falta administrativa», aseguró el funcionario, quien además detalló que “el dinero estaba en su maleta de mano. Una vez que se le requiere por esa cantidad de dinero, pasa a hacer una inspección donde el dinero es contabilizado. Luego se le hace una entrevista y, posteriormente, al no haber sido declarado, es remitida a las autoridades competentes, en este caso el Ministerio Público y la Policía de investigación para determinar el origen y la procedencia del dinero”. Sin embargo, la versión de la senadora electa tiene contradicciones.

¿Quién miente, Piedad Córdoba o Migración Honduras?

Piedad Córdoba asegura que sí declaró el dinero. «Yo misma fui la que saqué la plata para pagar el impuesto de salida, y en la aduana un muchacho ahí como muy sobrador dijo que había que contarla toda, y pues yo qué me iba a poner a discutir por eso. Nos vinimos a contar la plata, la contaron, pero a mí nadie me ha retenido, en lo absoluto, y yo no he tenido ningún problema con eso”, le dijo al diario El Colombiano.

A la revista Semana le contó algo similar. “Nada de lo que se ha dicho es cierto. A mí no me detuvieron, yo llegué al aeropuerto dispuesta a pagar el impuesto de salida, yo misma saqué la plata y la persona de aduanas lo que hizo fue llevarme a una oficina para contar la plata, pero nunca me detuvieron. A uno no lo pueden detener por eso, si uno tiene una plata y declara no lo pueden detener”.

Las autoridades migratorias de Honduras la desmienten. En un comunicado publicado en redes sociales por la Cancillería afirman que «la portación aproximadamente de 68000 dólares americanos no fueron declarados».

El caso, según la revista Semana, se fundamentaría en «la nueva ley de lavado de activos aprobada meses atrás en el Congreso Nacional de Honduras, que establece que una persona que transita con más de 10000 dólares podrá ser retenida, y decomisado el dinero; sin embargo, esta podría seguir su rumbo sin el efectivo confiscado y tendrá hasta un mes para justificar la procedencia del dinero».

¿Qué hacía en Honduras con un investigado por vínculos con las FARC?

La senadora electa no estuvo sola en su estadía en Honduras. Aunque en el contacto con Semana dijo que nunca estuvo con autoridades del Gobierno hondureño, un video comprueba su arribo a la Casa Presidencial para encontrarse con la presidente Xiomara Castro. A esta cita acudió junto con Francisco Toloza, profesor de la Universidad Nacional, vinculado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Su nombre figura en los correos del ‘Mono Jojoy’, recopilados durante la operación Sodoma, donde el líder guerrillero murió. En esta correspondencia se habla de «un quipo coordinador en Bogotá donde se menciona a Toloza». En otros correos de Iván Márquez también se habla de él sobre la organización de marchas en Bogotá.

«Toloza es un conocido vocero de Marcha Patriótica. En 2014 fue imputado por supuestos vínculos con la red urbana Antonio Nariño de las FARC-EP. Su detención generó revuelo en ese sector y, finalmente, tras 80 días preso tuvo que ser liberado por falta de evidencias».

Pero, durante el proceso, la Fiscalía aseguró que sus viajes a Cuba, Noruega, Argentina, España y Francia tenían relaciones con el grupo insurgente. «Le imputaron el cargo de rebelión y en la audiencia mostraron unos correos incautados a la guerrilla en los que hablaban que había un ‘sapo’ que había dejado en evidencia a personajes cercanos, incluido el profesor Toloza», señala una publicación de Semana.

¿Dónde obtuvo los dólares que pretendía llevar a Colombia?

Es la pregunta del millón. Piedad Córdoba sostiene que el dinero corresponde al pago de unas «asesorías» que brindó en «proyectos» al empresario colombiano Mauricio Sánchez, quien reside en Honduras.

«Lo asesoro en temas que tienen que ver con inversión y redacción de proyectos, pero ahí no hay problema, es una asesoría de trabajo que tengo con ellos desde hace rato. Aquí tienen su sede de trabajo», dijo a El Colombiano. Un grupo de altos funcionarios del gobierno de Xiomara Castro, entre ellos el canciller Enrique Reina, se reunieron en Casa Presidencial para evaluar la situación de Córdoba.

El resultado es desalentador para la senadora. A través de su cuenta de Twitter, el despacho de la mandataria hondureña reafirma su «compromiso con la transparencia y el respeto a las normas de migración y extranjería» e indica que le «respetarán sus derechos hasta su resolución» mientras que en su tierra natal, Petro afirmaba que aprobaría su extradición, ante la pregunta de su más cercano rival político para las elecciones, Federico ‘Fico’ Gutiérrez, durante un debate presidencial.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.