El más reciente sondeo del Instituto de Estudios Peruanos muestra que la desaprobación del presidente Pedro Castillo llega a 67 % y la del Congreso a 85 %. El adelanto de elecciones es una solución para 42 % de los consultados.

El conflicto constante entre el presidente izquierdista de Perú, Pedro Castillo, y el Congreso durante el primer año del mandatario en el cargo tiene la imagen del Ejecutivo y del Legislativo en su peor momento, según la última encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), donde la aprobación de ambos poderes toca fondo. Como respuesta, el sondeo también muestra que cerca de la mitad de los peruanos pide adelanto de elecciones.

Los resultados del sondeo revelan que 85 % de los peruanos encuestados rechaza la gestión del Congreso, mientras que 67 % desaprueba la gestión de Castillo, quien suma cuatro gabinetes desde su arribo al poder, dos intentos de vacancia y cinco investigaciones por presunta corrupción.

La falta de confianza en el presidente es una de las variables que destaca en el estudio. Un total de 50 % de los peruanos manifestó que no le cree «nada», mientras que 20 % expresó que solo le cree un poco, otro 20 % dijo que le cree algo y solo 6 % le cree mucho.

La aprobación de Castillo ronda el 19 % en los niveles socioeconómicos altos y medios del país. En cuanto a las zonas geográficas, alcanza un mayor respaldo en el sur y el oriente con 33 % y 28 %, respectivamente. El rechazo a su gestión aumenta en el norte y el centro de la nación, donde la desaprobación se ubica en 67 % y 73 %. La cifra lo mantiene como el mandatario con la desaprobación más alta en dos décadas.

Un año de caos

En el mismo sondeo de opinión hay tendencias sobre la percepción de los conflictos políticos entre Castillo y el Congreso: 53 % de los encuestados califica su gestión y la del parlamento (presidido en el momento que se realizó el sondeo por María del Carmen Alva), como «mala» o «muy mala».

En el caso del Congreso, el deterioro de su imagen ha sido veloz y progresivo, tomando en cuenta que cuando inició su periodo en agosto de 2021 contaba con 31 % de aprobación y al cumplir un año esta se ubica en solo 10 %.

Adelanto de elecciones

Para cambiar este escenario, 42 % de los encuestados opina que la situación del país mejoraría si se adelantaran las elecciones y hubiera un nuevo Ejecutivo y Legislativo.

Sin embargo, 30 % cree que la realidad sería igual y 17 % considera que el panorama sería peor si se convocan comicios adelantados. Vladimir Cerrón, quien preside Perú Libre, el partido que llevó a Castillo al poder, contradice a la ciudadanía y asegura que un “adelanto de elecciones no resuelve ningún problema del país, no se trata de cambiar al presidente, sino cambiar el sistema neoliberal cuyo soporte legal es la Constitución del 93. Necesitamos salir de la economía neoliberal de mercado a una economía popular con mercados”.

De esta manera, el dirigente más radical de la coalición de gobierno insiste en desmontar el sistema económico que mantuvo el año pasado a Perú como el segundo país de Latinoamérica con mayor crecimiento del PIB para avanzar hacia el modelo socialista que rechaza la economía de libre mercado que ha llevado a la ruina a países como Cuba y Venezuela. Además, reitera la necesidad de cambiar la Constitución, asomando así la posibilidad de que el gobierno insista con la propuesta a una Constituyente.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.