Nicolás Maduro desde Venezuela y Miguel Díaz-Canel desde Cuba destacaron entre los primeros en felicitar a su nuevo aliado en la región. El antiguo líder de la narcoguerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño alias ‘Timochenko’ también celebró el triunfo de Petro.

Con la victoria de Gustavo Petro en Colombia los regímenes autoritarios de América Latina se garantizarán a partir del próximo 7 de agosto otro gobierno amigo. Eso los tiene satisfechos y no lo esconden. De hecho, apenas el porcentaje de mesas informadas daba un resultado irreversible, comenzaron a emitir mensajes de apoyo y de felicitaciones.

«Nuevos tiempos se avizoran para este hermano país», aseveró el dictador venezolano Nicolás Maduro como parte de su mensaje, demostrando que por más que procuró ocultar su apoyo durante la campaña para no perjudicar la imagen de su aliado, su preferencia era evidente. Que Petro haya sido electo como presidente de Colombia le asegura a Maduro la expansión de los ideales comunistas a pesar de que el exguerrillero haya hecho esfuerzos por desligarse del chavismo. Sus fotos con el fallecido Hugo Chávez son solo una muestra de que en el fondo comparten la misma formación marxista que llevó a Venezuela a la ruina.

Desde Cuba, el dictador Miguel Díaz-Canel también se expresó, asegurando que se trató de una «victoria histórica». «Reiteramos disposición a avanzar en el desarrollo de las relaciones bilaterales por el bienestar de nuestros pueblos», completó el líder del castrismo en su cuenta de Twitter.

Más allá de una formalidad diplomática, que ambos regímenes hayan dado un espaldarazo efusivo a la victoria de Petro es señal de la satisfacción de la extrema izquierda latinoamericana, la cual vino haciendo esfuerzos para que este escenario se concretara a través de la convocatoria ideológica de bloques como el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, que tampoco esconde su satisfacción y celebra la llegada de Petro al poder en Colombia.

La izquierda celebra a Petro

Así como Maduro y Díaz-Canel, otras figuras políticas afines también difundieron sus mensajes de apoyo a Petro. Tal es el caso del expresidente de Ecuador, Rafael Correa, quien huyó a Bélgica para evitar pagar los ocho años de cárcel que le dictó la justicia por el delito de corrupción. «Latinoamérica de fiesta: Gustavo Petro el nuevo presidente de Colombia», escribió Correa.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, es otro político de la extrema izquierda que celebra. «Habló Colombia, la Colombia profunda, la que duele en el sentimiento bolivariano, buscando su paz y con ella la paz de toda una región», apuntó desde su cuenta de Twitter. Se trata del mismo personaje del chavismo que aseguró que Gustavo Petro iba a Caracas a buscar dinero para su campaña.

Desde Argentina también llegó la felicitación del presidente Alberto Fernández. Un mandatario con una gestión impopular debido a la grave crisis inflacionaria producto de políticas económicas de izquierda basadas en el control estatal y la coacción al libre mercado.

Daniel Jadue, antiguo precandidato a la Presidencia de Chile por el Partido Comunista, también habló. Previamente había difundido un video sin disimulos para apoyar a su colega izquierdista colombiano y a Francia Márquez, tratando de obtener algún tipo de protagonismo luego de que no consiguiera la candidatura de la coalición de izquierda en las elecciones del año pasado. El presidente chileno Gabriel Boric tampoco se quedó atrás y le envió sus felicitaciones a quien lo acompañó en marzo en su toma de posesión.

El peruano Pedro Castillo, el presidente latinoamericano con más cambios en su gabinete ministerial en tan solo 110 días de gobierno, informó que llamó a Petro para felicitarlo. «Nos une un sentimiento en común que busca mejoras colectivas, sociales y de integración regional para nuestros pueblos», publicó desde su cuenta de Twitter.

A la lista de políticos del continente se suman el comunista peruano Vladímir Cerrón, fundador del partido Perú Libre; Andrés Manuel López Obrador, presidente de México; el expresidente Evo Morales desde Bolivia; el exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y Xiomara Castro, presidente de Honduras y esposa del expresidente Manuel Zelaya, otrora amigo de Hugo Chávez.

Los aliados colombianos

El antiguo líder de la narcoguerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño alias ‘Timochenko’, fue otro que se unió a la lista de felicitaciones. «Hoy es un día de victoria popular. El pueblo ha decretado el inicio de una nueva etapa de esperanza y dignidad», fue el mensaje que envió mediante un video.

Siendo actualmente el presidente del partido Comunes, el exguerrillero tiene una gran deuda por pagar con las víctimas de las FARC producto de años de violencia en Colombia. Ni siquiera la firma del acuerdo de paz durante la época de Juan Manuel Santos logró que los afectados recibieran indemnizaciones por los daños sufridos mientras que «disidencias» del grupo terroristas siguen sembrando el caos tanto en Colombia como en Venezuela.

La alcalde de Bogotá, Claudia López, también mostró su euforia. A pesar de que debido a su cargo no debe expresar preferencias políticas, no dudó en publicar la siguiente frase: «Al fin ganamos».

A López se le unió el suspendido alcalde de Medellín, Daniel Quintero, separado de su cargo por investigaciones debido a sospechas de participación política. Luego de conocerse los resultados dijo: «La esperanza derrotó al miedo».

Por Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.