En un video divulgado por Semana, Álvaro Córdoba se muestra confiado en que Petro no lo extraditará a EEUU. En ese mismo orden de idas, La FM cita fuentes del Ejecutivo que adelantan que el presidente no firmaría la solicitud que ya está en el Ministerio de Justicia.

Álvaro Córdoba, hermano de la senadora izquierdista Piedad Córdoba, insinuó que el gobierno de Gustavo Petro negará su extradición a Estados Unidos pese a estar solicitado por una Corte del Distrito Sur de Nueva York y haberla aprobado la Corte Suprema de Justicia por presuntos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y delitos relacionados con tráfico de cocaína a través de aviones con matrícula norteamericana. La petición de extradición ya está en el Ministerio de Justicia, que tiene 15 días para revisarla, pero desde el Gobierno ya adelantan que, en efecto, Petro no la firmaría.

En un video divulgado por Semana, Córdoba relata desde la cárcel La Picota –donde está detenido desde febrero– que la administración del expresidente Iván Duque dilató su traslado para dejar «el chicharrón» a Petro. Según su versión, este retraso no se hizo de «buena fe» sino «porque no tienen las pruebas que acrediten todos los señalamientos sin fundamento» sobre sus relaciones con las FARC y haber liderado redes de narcotráfico en el Cauca y Popayán.

En la misma grabación, el hermano de la senadora del Pacto Histórico incluso subraya que tiene «los días contados en La Picota». Argumenta que «de ser traficante de armas y portar armas, de nada de eso tienen pruebas porque todo eso es mentiras».

Promesas a conveniencia

Si Álvaro Córdoba queda en libertad –como vocifera en el video grabado antes de la toma de posesión de Petro el pasado 7 de agosto– significaría no sólo el primer caso de «perdón social» del mandatario sino el cumplimiento de la promesa de campaña que su hermano Juan Fernando efectuó en el pabellón de los extraditables y negó al trascender a la opinión pública. También Piedad Córdoba fue noticia un par de meses antes de las elecciones por sus visitas a este penal para presuntamente negociar cómo frenaría las extradiciones si Petro llegaba al poder. El momento de pagar las promesas les llegó.

Álvaro Córdoba se muestra confiado, incluso a pesar de que la Corte Suprema de Justicia ya avaló hace unas semanas su extradición hacia Estados Unidos por delitos relacionados con narcotráfico.

Con el trámite ya definido en la Corte, ahora Petro debería firmar la extradición para que Álvaro Córdoba rinda cuentas ante la justicia estadounidense, más aún cuando en un debate durante la campaña respondió al entonces candidato Federico Gutiérrez que extraditaría a la propia Piedad Córdoba si fuera el caso. Pero todo indica que una vez llegó al poder cambió de opinión. Esta será otra de las promesas incumplidas.

¿El primer beneficiado?

Acogiéndose a su política de «perdón social» y «paz total», Petro no firmaría la extradición del hermano de Piedad Córdoba, adelantan fuentes del Ejecutivo citadas por La FM.

Y es que Petro propuso que «narcotraficante que no negocie con el Estado, se va extraditado; narcotraficante que negocie con el Estado y reincida se va extraditado, sin ningún tipo de negociación, a los Estados Unidos». Pero aquí entró una salvedad. Los que «negocien» con el Estado se salvarían de la extradición.

¿Negociará el hermano de Piedad Córdoba su «perdón social»? Él espera estar «pronto en Medellín», según dice en el video. Sin embargo, La FM explica que hay dos factores que se deben tomar en cuenta: primero, Álvaro Córdoba tendría que admitir haber cometido una actividad ilícita para poder negociar con el gobierno, y en todo momento ha insistido en que su caso forma parte de un «entrampamiento»; segundo, si bien es solicitado por EE. UU. no tiene un proceso abierto en Colombia, por lo cual podría incluso quedar en libertad plena si Petro decide no firmar la extradición.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.