El registrador Alexander Vega anunció que solicitará al CNE un reconteo total, mientras descartaba irregularidades por actuación dolosa. Si bien el primero que habló sobre esta posibilidad fue Gustavo Petro, el expresidente Álvaro Uribe denunció este domingo la “penetración venezolana para contribuir al fraude”.

La transparencia electoral es un principio que Colombia intenta preservar más allá de las acusaciones de fraude que surgen desde distintos sectores políticos. Por eso, el registrador Nacional del Estado Civil, Alexander Vega, solicitará al Consejo Nacional Electoral (CNE) un reconteo de los votos de la jornada del 13 de marzo para el Senado en todas las mesas del país, según lo anunció este lunes.

«Identificamos formularios E-14 que se diligenciaron de manera irregular, en contravía con las instrucciones impartidas a los jurados de votación durante las capacitaciones, con la intención de afectar el proceso electoral».

Su meta es «llegar a la verdad electoral». Vega descarta el fraude pero reconoce errores de «buena fe» y no una actuación dolosa.

Por recomendación del presidente

Con su decisión acata la recomendación que desde su cuenta de Twitter hizo el presidente de la República, Iván Dique, quien sugirió considerar el reconteo general de votos en víspera de la reunión de la Comisión de Garantías Electorales que se instalará este martes.

“Nadie ha ganado o perdido votos ni curules hasta que el escrutinio termine», afirma el registrador, quien además recalca a través de la cuenta de Twitter de la institución que «la información ha sido pública y constante a todos los actores, las actas fueron digitalizadas y se pueden descargar de manera constate y el control se puede hacer en tiempo real».

«La penetración venezolana para contribuir al fraude»

Sin embargo, en el Centro Democrático hay dudas. Su máximo representante y fundador, el expresidente Álvaro Uribe, denuncia que existe una «penetración venezolana para contribuir al fraude electoral en Colombia», un hecho que quedaría evidenciado en una carta del Ministerio de la Defensa y de la Dirección General de Contrainteligencia que presenta el exmandatario colombiano como prueba.

En el documento se detectarían «subdominios en el sistema electoral que comprometen los archivos que son cargados al sistema CNE Colombia», precisando elementos como las cédulas de ciudadanía, números telefónicos, nombres completos de ciudadanos colombianos que hacen parte del censo electoral, correos electrónicos y hasta direcciones de residencia.

El archivo compartido por el expresidente muestra que dentro del supuesto seguimiento se detectó que varios enlaces pertenecientes al CNE son vulnerables; incluso, explica que, según un análisis, el sistema podría ser «objetivo sobre ataque (…) con mayor facilidad», pues no se encontraría bajo protección.

El detonante

El candidato a la presidencia por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, abonó este camino de incertidumbre. Dos días antes de las elecciones legislativas, el abanderado de la extrema izquierda llenó sus redes sociales con denuncias prematuras de un “fraude” que –en dado caso– no se había cometido. Apenas abrieron las mesas en el exterior publicó en su cuenta de Twitter las supuestas evidencias de situaciones irregulares en Miami y en Canadá.

Después de la jornada electoral y de conocerse los resultados del preconteo divulgado por la Registraduría, Petro reclamó 486.000 votos para su coalición que no habrían sido reportados y gracias a sus testigos los habría “recuperado”. Pero la ubicación precisa por parte del candidato izquierdista de las 30000 mesas que faltaban por transmitir no hizo más que levantar sospechas del otro lado.

Los números ofrecidos hasta el viernes por el registrador como parte del escrutinio oficial para el Senado suman 390.152 votos para el izquierdista Pacto Histórico. El resto de los partidos ninguno suma un solo voto. A los conservadores se les restó 12342 sufragios, los liberales perdieron 4450 votos, la Alianza Verde vio mermada su votación en 50964 papeletas y el Centro Democrático se quedó con 54608 votos menos.

Con este ajuste, el Pacto Histórico ganó tres curules más, mientras que el Partido Conservador, la Alianza Verde y el Centro Democrático perdieron una cada uno. Quizá este sea el asunto que motiva el reconteo total de votos. Habrá que esperar el resultado.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.