Congresistas electos afines al exguerrillero presentarán una solicitud de reunión el 20 de julio cuando asuman el nuevo periodo, según la senadora electa Gloria Flórez, esposa de un funcionario chavista expulsado por sus turbias actividades en suelo colombiano.

Los congresistas electos de Pacto Histórico están dispuestos a reunirse con la Asamblea chavista de Venezuela apenas el nuevo hemiciclo colombiano inicie sus funciones el próximo 20 de julio. La información la dio a conocer la senadora electa Gloria Flórez, asegurando que ese mismo día presentarán ante Cancillería una solicitud para el encuentro.

El gesto se convertirá en el primer paso para reabrir las fronteras tal como lo asomó Gustavo Petro a pocos días de ganar la presidencia de Colombia y demuestra que el futuro gobierno del exguerrillero está dispuesto a simpatizar con el régimen de Nicolás Maduro. El izquierdista mencionó en ese momento que con la apertura también se iba a «restablecer el pleno ejercicio de los derechos humanos en la frontera». Pero no hizo ninguna mención a los abusos de la dictadura contra los ciudadanos venezolanos que los obligan a cruzar al país vecino para sobrevivir y emigrar.

Ignorando este y otros problemas de fondo respecto a la frontera colombo-venezolana, Flórez justificó la movida política afirmando que los parlamentos «juegan un papel fundamental en los procesos de integración y en el diálogo de las ciudadanías y de los sectores sociales».

Luego de entregada la solicitud, esperan conversar con representantes del Parlamento venezolano (controlado por Partido Socialista Unido de Venezuela) en un tiempo no mayor a 15 días a partir de que Petro se instale en la Presidencia.

El nexo de Flórez con el chavismo

La senadora electa y exsecretaria de gobierno en la pasada alcaldía de Gustavo Petro, Gloria Flórez, anuncia esta iniciativa porque es cercana al chavismo. Colombia expulsó a su esposo, Carlos Pino, un supuesto diplomático de Maduro en diciembre de 2018 durante la gestión de Iván Duque por representar un peligro para la seguridad nacional. El caso retumbó en el terreno diplomático y como respuesta Maduro expulsó de Caracas al cónsul Juan Carlos Pérez Villamizar.

Las actividades profesionales de Pino no eran del todo claras y no poseía acreditación como diplomático venezolano. Christian Krüger, el entonces director de Migración Colombia, explicó que la decisión se fundamentó en un informe recibido por el organismo que “trae consigo información en la que se puede constar que esta persona podía alterar el orden público, la seguridad nacional y la tranquilidad de todos y cada uno de los colombianos”.

Pero ese no fue el único precedente del actual esposo de la senadora electa. En 1999 fue capturado en un campamento de las FARC en el departamento de Vichada, el sospechoso dijo que estaba allí supuestamente para investigar por intereses en el desarrollo turístico, finalmente quedó libre y luego fue cuando se unió en matrimonio con Flórez. No es extraño que la colombiana acelera el proceso de restablecimiento de relaciones con Venezuela.

Comisión de Biden en Bogotá

A la novedad de la posible reunión entre Pacto Histórico y la Asamblea chavista, se suma que desde Washington enviarán una comisión para conversar con Petro. Así lo confirmó Juan González, asesor de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental del gobierno de Joe Biden.

La visita será la próxima semana en Bogotá para «dar una señal constructiva y de buena fe para tratar de trabajar con este Gobierno”. Reunión que coincide con lo anunciado por la senadora electa de izquierda.

En este sentido, EE. UU. también parece interesado en restituir sus nexos con el chavismo por la necesidad de petróleo. El viaje de dos comisiones desde marzo es la evidencia de eso.

Por Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.