Las autoridades de ambos países ejecutaron una operación con la que lograron capturar a 19 personas.

Las autoridades colombianas y panameñas desarticularon una banda de narcotraficantes al servicio de las disidencias de las FARC al capturar a 19 personas, 12 en Colombia y 7 de Panamá, informó este lunes la Policía Nacional.

El director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, detalló que en desarrollo de la operación “Pólux” fue capturado en La Estrella, al sur del Valle de Aburrá, Fausto Reina Bravo, alias “El Profe”, quien era supuestamente el jefe de la red en Colombia.

Mientras tanto, el colombiano Humberto Reina Yepes, quien supuestamente era el encargado de las rutas que hacían escala en Panamá y en Costa Rica, fue arrestado en Panamá.

Los alijos salían desde el Chocó, utilizando lanchas de pesca artesanal que hacían entregas en el archipiélago de Las Perlas y la isla de Coiba, en Panamá, antes de salir hacia los destinos finales en Estados Unidos y Europa.

En la operación binacional, que tuvo apoyo de Estados Unidos, también se incautaron cinco armas de fuego, 592 balas, 17 teléfonos móviles y cuatro computadores portátiles. Igualmente, 811 millones de pesos en efectivo, siete relojes Rolex, así como 76 joyas entre cadenas, pulseras y anillos.

Esta red de narcotraficantes al servicio de las disidencias de las FARC empleaba semisumergibles con capacidad para transportar hasta 2,5 toneladas de cocaína.

Las naves eran construidas en la población de Mosquera, en el departamento de Nariño. Eran equipadas con motores fuera de borda de 75 caballos de fuerza y tripuladas por entre cuatro y cinco personas, que eran reclutadas generalmente en Buenaventura, Valle del Cauca; según lo que relató la Policía.

”Las rutas marítimas empezaban en Playa San Juan, Pizarro, Nariño; con rumbo al sur de las Islas Galápagos, Ecuador; realizando 3 tanqueos de combustible para entregar la droga a 300 millas náuticas de México”, detalló la Policía.

Una vez terminado el viaje, los semisumergibles eran hundidos en las zonas de entrega y los tripulantes enviados a México o Guatemala para posteriormente regresar a Colombia en vuelos comerciales.

Por otra parte, las autoridades iniciaron el proceso de extinción del derecho de dominio de 11 inmuebles, 5 establecimientos de comercio, 9 vehículos, 1 lancha, 10 cuentas bancarias y 25 ejemplares equinos.

Ariadne Agamez Lombana – publimetro.co

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.