La cancillería colombiana rechazó las «acusaciones mentirosas, cínicas e irresponsables» de Nicolás Maduro, quien aseguró que Colombia supuestamente activa planes para afectar la infraestructura eléctrica y atentar contra personalidades de ese país.

«Como ya es costumbre, una vez más el dictador Maduro lanza cortinas de humo acusando al gobierno de Colombia de presuntas acciones contra Venezuela, país al cual respetamos y queremos profundamente los colombianos y nuestro gobierno. Esas acusaciones no tienen ningún fundamento», aseguró la Cancillería colombiana.

Las acusaciones de Maduro contra Duque no son nuevas

Maduro, en el pasado, acusó al presidente Duque de estar detrás de los ataques que supuestamente se han perpetrado contra las refinerías y el sistema eléctrico de Venezuela.

El documento de la Cancillería colombiana agrega que lo que busca el gobernante venezolano es «tratar de desviar la atención sobre la delicada situación política, económica, social y de violación de derechos humanos que padece Venezuela».

A renglón seguido agrega que «esta cortina de humo sale precisamente hoy (sábado), cuando el mundo conoce de la presencia, y posiblemente la muerte en territorio venezolano de Iván Márquez».

A propósito del tema, el presidente Duque dijo el sábado que las autoridades están verificando la información sobre la supuesta muerte en Venezuela del máximo jefe de las disidencias de las FARC, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez».

«Son en este momento informaciones que se están verificando. Estamos trabajando con nuestra inteligencia para verificar esa información. Y obviamente tan pronto tengamos alguna corroboración lo informaremos oportunamente», afirmó Duque.

Márquez, según medios locales, supuestamente murió en un atentado, en medio de la confrontación que el grupo de disidentes llamado Segunda Marquetalia tiene con bandas criminales. Todo por el control del narcotráfico en la frontera de Colombia con Venezuela.

Denuncias de Colombia

El gobierno colombiano ha dicho en varias ocasiones que Maduro protege en su país no solo a las disidencias de las FARC, sino también a mandos de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2.219 kilómetros que está cerrada al paso de vehículos desde agosto de 2015 por orden de Maduro, que previamente había expulsado a miles de colombianos de esa zona.

Posteriormente, el 23 de febrero de 2019, Maduro rompió relaciones diplomáticas con Colombia en medio de una escalada de tensiones por el reconocimiento de Duque al líder opositor venezolano Juan Guaidó como presidente interino.

Fuente: Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.