Las cartas enviadas por el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, a Cuba, Francia Alemania, España, entre otros países, solicitando apoyo médico para atender la pandemia de COVID-19 en su ciudad, motivó de inmediato el rechazó de los facultativos colombianos. Roberto Baquero, presidente del Colegio Médico Colombiano, dijo que el país tiene profesionales de la salud con excelente preparación. 

“Sobre todo en una ciudad como Medellín, que tiene una de las más grandes y mejores escuelas de formación de médicos en el país, con una gran cantidad de especialistas”, señaló el galeno, quien acotó que la propuesta del alcalde Quintero demuestra que el burgomaestre “no confía en sus médicos, ni en su gente”.

Desde el Gobierno Nacional, tanto el Ministerio de Salud como la Cancillería se pronunciaron sobre la propuesta. El ministro de Salud, Fernando Ruiz, dijo que en los lineamientos trazados por el Gobierno Nacional para atender la pandemia, se plantean cuatro etapas, las tres primeras con base en el personal médico colombiano y solamente en la cuarta etapa, denominada Expansión Crítica, se plantea recurrir a médicos extranjeros.

El ministro dijo que en estos momentos el país se encuentra en la segunda etapa de la estrategia. “No existe a nivel nacional una necesidad de traer recursos adicionales, antes de pensar en la posibilidad de traer médicos de otros países es necesario estudiar la viabilidad de dichos procesos”, manifestó el funcionario.

Sin embargo, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, argumentó su propuesta en la experiencia que ha dejado esta pandemia, que “sin distingo de religiones, razas o colores políticos, el coronavirus atacó a toda la humanidad y toda la humanidad unida se necesita para enfrentarlo”. Así mismo, Quintero dijo que es necesario adelantarse a una posible escasez de médicos en el país. “A nosotros nos gusta anticiparnos, sabemos que esa cuarta etapa puede llegar, por eso le mandamos carta no solo a Cuba, se la mandamos a Francia, España…”

No obstante, otros mandatarios locales como la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que ha insistido en retornar a la cuarentena estricta en la ciudad para hacer frente a la pandemia, dijo que los médicos colombianos están listos y han respondido con gran generosidad al reto. “En este momento, por lo menos en el caso de Bogotá, nosotros contamos con el respaldo y la confianza de los médicos bogotanos y colombianos”, expresó la funcionaria capitalina. No obstante, dijo que comprende la angustia de sus colegas en medio de la pandemia.

A través de un comunicado la Cancillería colombiana advirtió que un requerimiento de esta naturaleza debe ser articulado y formalizado mediante los canales diplomáticos, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, en el marco de los convenios de cooperación existentes.

Sin embargo, el debate se salió del tema meramente médico para adentrarse en las ideologías políticas. Desde sus cuentas de Twitter congresistas del partido de gobierno y de la oposición enfrentaron posiciones.

El expresidente y senador, Álvaro Uribe Vélez, jefe del partido de gobierno, publicó en la red social: “No alcalde: no hacer el juego a la dictadura que ha despreciado el respeto por la vida, ha traficado con la explotación de sus médicos y los ha utilizado para destruir democracias”.

“Alcalde: universidades locales afirman que sus residentes están capacitados para manejar UCIS; las escuelas de enfermería pueden ayudar en trabajos de apoyo. Cuba tiene el menor per cápita de UCIS y atraso tecnológico”, enfatizó Uribe en otro tuit.

Por su parte, el senador y excandidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro, al recordar la autorización que el gobierno del presidente Duque dio para la llegada al país de una brigada militar del Comando Sur de Estados Unidos, escribió en su cuenta de Twitter: “Si se trae un soldado extranjero y un médico extranjero ¿qué puedo esperar si usamos la razón?. Del primero la muerte, del segundo la vida”.

El alcalde Daniel Quintero confirmó el martes, a través de sus redes sociales, que resultó positivo frente a la COVID-19, tras practicarse una reciente prueba.

“Después de realizarme la prueba para COVID-19 el viernes, como cada ocho días, el resultado fue positivo. Hemos puesto todo lo que está en nuestras manos para enfrentar este virus y lo seguiremos haciendo sin descanso”, escribió el alcalde, en un tuit acompañado por un video donde explica la situación.

Así mismo, informó que tomará varias medidas. La primera, se aislará de su familia, para cuidar la salud de su hija -quien se recupera de una enfermedad reciente-. “La segunda, un proceso de reemplazos y el tercero, preparar un centro de mando unificado (PUM) que permitiera eventualmente un aislamiento de las personas que resulten positivas, con todos los componentes tecnológicos, a fin de que no se rompiera la capacidad de gobernar de la ciudad”, señaló.

Quintero se mantendrá aislado y trabajará durante las próximas dos semanas desde el PMU.

Fuente: VOA.