Redacción BLesEl extremista miembro del violento grupo marxista Antifa, John Sullivan, ingresó al Capitolio el 6 de enero, y actuó filmando los disturbios incluyendo la muerte de la manifestante pro-Trump Ashli Babbitt. Los medios CNN y NBC le pagaron 70.000 dólares por los videos. 

El periodista de CNN, Kyle Cheney lo confirmó en un informe: “John Sullivan, acusado por su participación en los disturbios del 6 de enero, recibió un pago de 35.000 dólares cada uno de la CNN y la NBC por sus imágenes dentro del Capitolio”, presentando la pruebas según Trending Politics del 16 de febrero. 

Sullivan subió los videos a su sitio web Insurgence USA y a las redes sociales, y los fiscales solicitaron a un juez bloquear la participación de aquel en esas plataformas, a lo que este no accedió.

Varios indicios señalan que los disturbios fueron planeados, y más aún, una secuencias de tuits sugieren que el secretario interino del Departamento de Defensa (DoD, por la sigla en inglés), Christopher Miller, estuvo involucrado. 

Por su parte el autor Max Blumenthal hace notar en un tuit que Sullivan se jactó de su actuación, en uno de los videos. 

“Obsérvese cómo John Sullivan se jacta aquí de la promoción y coordinación abierta de los planes para asaltar el Capitolio de EE. UU. con días de antelación. ¿De alguna manera él lo sabía, pero el FBI fue cogido por sorpresa?”, cuestiona Blumenthal, e invita a ver todo el hilo de sus tuits.  

“Junto a Sullivan en la CNN está Jade Sacker, una fotoperiodista que le siguió hasta el Capitolio para filmar sus hazañas como parte de un proyecto documental. Aquí se la oye felicitarle: ‘¡Lo hemos conseguido!’ – y él le dice: ‘¿No va a ser la mejor película que hayas hecho en tu vida?’”, había escrito el día anterior Blumenthal. 

Asimismo, la primera en responder al mensaje de Blumenthal es Peggie Hayes, quien relata sus sospechas y lo que vio, conectando también con otra internauta que cuenta más de la historia. 

Le recomendamos:

“Yo formaba parte del ‘círculo íntimo’ de Insurgence, pero me marché debido a las preocupaciones reales sobre sus acciones, motivos y preguntas sobre las dudosas conexiones de John [Sullivan] con las fuerzas del orden”, escribió Hayes.

La misma Hayes reenvió un tuit de la activista identificada con el usuario @TheRynheart, en el que esta adjunta una comprometedora carta de Miller desactivando los protocolos de seguridad en el Capitolio, el 4 de enero. 

“Estoy leyendo la carta del Secretario de Defensa en funciones Miller del 4 de enero que esencialmente rompió la cadena de respuesta normal para desplegar la Guardia Nacional el 6 de enero. También es sorprendentemente específica, incluyendo el no uso de activos de inteligencia”, escribió @TheRynheart.

En el mismo hilo @TheRynheart evidencia que el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, solicitó 10.000 guardias nacionales en previsión de los hechos, al final Miller tan solo presentó 1.100.

“Miller informa que Trump le dijo que necesitaría 10.000 soldados de la Guardia Nacional el 6 de enero. (Así que Trump sabía que los disturbios serían mortales). Y Miller responde: ‘Tal vez. Pero ya sabes, alguien va a tener que pedirlo’. Lo que parece una referencia directa al memorando de Miller del 4 de enero”, agregó @TheRynheart.

Más aún, @TheRynheart sugiere con base en las actuaciones de Miller y la cronología de los acontecimientos, que este podría estar involucrado con un eventual plan para propiciar los desafortunados resultados, del cual sería cómplice. 

“¿34 minutos de discusión? (tomado de un Memo del DoD) 2:30 p.m.: Miller, el Secretario del Ejército McCarthy y el jefe del Estado Mayor Conjunto se reúnen para discutir la solicitud del alcalde Bowser”, escribió @TheRynheart.

Y agregó: “(Memo del DoD) 3:04 p.m: Miller da su ‘aprobación verbal’ a la movilización total de la Guardia Nacional de DC (1.100 miembros)”

José Hermosa – BLes.com