El director financiero de la empresa acaba de explicar por qué un salario mínimo de $15 dólares acabaría afectando el bolsillo de los clientes.

Los políticos y activistas progresistas siguen clamando por la duplicación del salario mínimo federal a 15 dólares la hora. Los críticos suelen hacer hincapié en los millones de puestos de trabajo que se eliminarían como resultado. Pero un alto ejecutivo de una franquicia de restaurantes especializada en comida rápida estilo tex-mex llamada Chipotle, está advirtiendo sobre otra consecuencia clave de un salario mínimo de 15 dólares: los clientes sufrirán.

El director de finanzas de Chipotle, Jack Hartung, explicó en una reciente convocatoria de la empresa que ya pagan entre 11 y 13 dólares la hora, pero que verse obligados a aumentar las tarifas salariales a 15 dólares acabaría por afectar el bolsillo de los clientes.

“No estamos tan lejos de, por ejemplo, una cifra de 15 dólares”, dijo Hartung. “Pero digamos que va a haber un aumento general del 10% en nuestros salarios. Eso, para compensarlo con el precio del menú, nos llevaría a un aumento de precios del 2% al 3%”.

Según Business Insider, esto significaría que el cliente promedio de Chipotle pagaría entre 0.20 y 0.35 dólares más por un burrito. A primera vista, eso parece poco. Pero multiplique un aumento de precios del 3% a través de los 6.000 millones de dólares en ingresos que Chipotle obtuvo durante 2020, y tendrá aproximadamente 180 millones de dólares menos en los bolsillos de los clientes el próximo año.

Y lo que es más, hay que tener en cuenta este aumento de costos no sólo en Chipotle, sino en los bienes y servicios de los que dependemos en una amplia variedad de industrias.

“Creemos que todo el sector de restaurantes va a tener que repercutir esos costos en el cliente”, advirtió Hartung.

“En última instancia, en cualquier negocio, el cliente lo paga todo”, añadió el director general de Waffle House, Walt Ehmer.

También le recomendamos: El discurso más vigente de Trump | “Nosotros, el pueblo, recuperamos el control de nuestro gobierno”

Ad will display in 09 seconds

Estas empresas no son un caso aislado. Desde McDonald’s hasta The Cheesecake Factory, los restaurantes han respondido habitualmente a las subidas del salario mínimo aumentando los precios. Otros servicios cruciales, como las guarderías, también aumentarán sus precios debido a las subidas del salario mínimo.

Así que, si la presión por un salario mínimo de $15 dólares tiene éxito, no sólo destruirá millones de puestos de trabajo (¡aunque ciertamente lo hará!). Los estadounidenses comunes terminarán pagando el precio en la caja registradora todos los días.

Brad Polumbo – Fee.org.es